Un atentado suicida en una zona comercial del centro de dejó este sábado cuatro muertos y 36 heridos, el último ataque de la serie sin precedentes que sacude desde el año pasado.

Seis días después de otro atentado reivindicado por un grupo kurdo que mató a 35 personas en Ankara, un kamikaze se hizo estallar en la gran calle peatonal Istiklal, en la orilla europea de Estambul, por la que pasan cada día cientos de miles de personas y numerosos turistas. 

El último balance oficial da cuenta de cuatro muertos -tres israelíes y un iraní- y 36 heridos, entre ellos otros israelíes, dos irlandeses, un islandés, un iraní, un alemán y un dubaití.

"Es un atentado suicida, un ataque terrorista", confirmó el gobernador de Estambul, Vasip Sahin, precisando que el kamikaze también murió.

El atentado no ha sido reivindicado por el momento, pero la prensa cercana al gobierno turco ha identificado al autor como Savas Yildiz, de 33 años, un turco presentado como combatiente del grupo Estado Islámico, aunque esta información no ha sido confirmada de fuente oficial.

En varios videos difundidos en los medios turcos y en las redes sociales, se ve al kamikaze dirigiéndose a un pequeño grupo de personas que pasa delante de un edificio oficial.

"Se hizo estallar delante de un grupo de personas frente a la subprefectura: hay dos objetivos diferentes posibles", indicó a la AFP una fuente diplomática occidental. "Todas las pistas están abiertas", la kurda y la yihadista, agregó.

Fuente: AFP

TAGS RELACIONADOS