(Foto: Captura de video El Comercio)
(Foto: Captura de video El Comercio)
Farid Kahhat

Analista internacional

fkahhat@comercio.com.pe

En un intento por buscar una salida pacífica a la crisis en , el Gobierno de promovió la semana pasada encuentros exploratorios en Oslo con representantes del régimen de y la oposición. Aunque los detalles o el futuro de esas reuniones aún no están claras, el internacionalista Farid Kahhat brinda argumentos por los que se debe ver esos contactos como algo positivo.

Yo creo que es una buena noticia porque en circunstancias como las actuales no parece haber otra vía de salida a la crisis venezolana”, afirma Kahhat, quien enfatiza en su videocolumna que si los intentos de la oposición por destituir al chavismo del control del Estado hubiesen fructificado no hubiera sido necesario llegar a este punto.   






Asimismo, apunta que si bien la “la oposición tiene razones válidas para recelar respecto a la voluntad del Gobierno de negociar una transición política”, la situación actual es distinta porque hoy, a diferencia de años atrás, alrededor del 80% de la población desaprueba la gestión de Nicolás Maduro y, además, la economía venezolana está en un estado de colapso absoluto.

Creo que en esta ocasión el régimen podría tener incentivos para una negociación seria de una transición política. Y contra lo que muchos creerían, yo pensaría que la parte más complicada de una eventual negociación no sería la salida de Maduro del Gobierno, cosa que me parece es un supuesto de partida para cualquier transición política negociada, sino el complacer las demandas de, sobre todo, el alto mando militar”, señala Kahhat.  

Además, el internacionalista analiza qué cosas buscarían como concesiones los sectores del chavismo que estarían al mando de una eventual negociación con la oposición.

MIRA ACÁ LA VIDEOCOLUMNA COMPLETA DE FARID KAHHAT