"Tocará al gobierno entrante definir los elementos prioritarios para hacer realidad la puesta en marcha del modelo policial peruano”. Foto: Andina
"Tocará al gobierno entrante definir los elementos prioritarios para hacer realidad la puesta en marcha del modelo policial peruano”. Foto: Andina
Nicolás Zevallos Trigoso

Viceministro de Seguridad Pública del Ministerio del Interior

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Aun cuando nos encontramos en un contexto de transición y de emergencia, la gestión del sector Interior sabe que los asuntos prioritarios para el Estado no pueden detenerse. La seguridad de la ciudadanía y la institucionalidad policial son, qué duda cabe, fundamentales en estos momentos. Quedó así de claro cuando el presidente dispuso que se formulen las bases para fortalecer y modernizar a nuestra), encargo que el sector –y muy en especial la institución policial– supo llevar a buen puerto, superando las expectativas.

Uno de los temas que la institución policial ha priorizado este año es el diseño del perfil del policía del futuro, o lo que resulta más preciso denominar el modelo policial peruano. Se trata de la definición de criterios actualizados y acordes a nuestra realidad y necesidades que den cuenta sobre el rol que debe jugar, en estos tiempos, nuestra institución policial. Estos criterios servirán para orientar aspectos tan concretos como los procesos de admisión, los planes de estudio, de capacitación y especialización continua, así como de asignación y evaluación del desempeño del personal policial.

Así como se hizo con la formulación de las bases para el fortalecimiento y modernización, la institución policial es la protagonista de la definición del modelo policial peruano. Así, con el apoyo del , se desarrollan actualmente talleres, grupos focales y entrevistas en los que participan oficiales y suboficiales de la PNP. Asimismo, en las siguiente semanas, se realizará una encuesta para recoger los aportes de los más de 140.000 hombres y mujeres que forman parte del cuerpo policial. La participación de la propia policía es complementada con los aportes de expertos en la materia, así como de organizaciones de la sociedad civil, entre los que destacan las que forman parte de la familia policial.

Los primeros avances de este proceso dan cuenta de la importancia que tiene el servicio a la comunidad, las capacidades para la resolución de conflictos, el uso de nuevas tecnologías y la formación en derechos humanos, así como en las habilidades de liderazgo, comunicación e innovación. Se hace evidente el interés por reforzar la proyección comunitaria, sin perder la capacidad de hacer efectivo el resguardo del Estado de derecho y el estricto cumplimiento de la ley. En síntesis, la misma PNP da cuenta de la importancia de que el modelo policial peruano signifique un acercamiento franco y directo con su comunidad, sin que ello signifique, merma alguna en su autoridad.

Hacia junio del 2021, la propuesta del modelo policial peruano será puesta a consideración del comando policial para su evaluación y aprobación. Este último paso, es garantía de que la policía ha sido la principal artífice en la definición de sus proyecciones futuras. Asimismo, para empezar con su implementación, también con el apoyo del BID, se cuenta ya con los recursos para el desarrollo de los contenidos académicos, con los que se iniciará la formación del personal policial bajo los criterios de un renovado modelo policial.

Como se ha señalado desde siempre, para la actual gestión del Ministerio del Interior es de central importancia que la PNP sea la protagonista de su fortalecimiento y modernización. Los asuntos de fondo en la institucionalidad policial deben trascender a las gestiones, sobre todo cuando forman parte de este proceso hombres y mujeres que entregan décadas de sus vidas al servicio de la ciudadanía. En ese sentido, la pronta definición de un modelo policial peruano resulta una cuestión trascendente para el Estado, por la garantía de mejoras que significa tanto para los ciudadanos como para el propio personal policial. Tocará al gobierno entrante definir los elementos prioritarios para hacer realidad la puesta en marcha del modelo policial peruano.