(Bryan Albornoz / El Comercio)
(Bryan Albornoz / El Comercio)
Adrián Revilla Vergara

Presidente de la Asociación Cruzada Vial

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La existencia de una autoridad central, responsable de supervisar los diseños viales en todas las ciudades del país, es cada vez más urgente. Basta ver lo débilmente sustentado que está el proyecto para construir un paso a desnivel en el óvalo Monitor, que Emape ha anunciado se iniciará en diciembre por un valor de S/ 57,7 millones. Consideramos que hay tres problemas que no han sido debidamente aclarados en el diseño presentado por Emape y cuyas carencias han sido evidenciadas por una excelente nota de El Comercio (24.10.2020).

Primero, el paso a desnivel podría significar únicamente trasladar el actual embotellamiento a unas cuadras más adelante. La congestión actual, en parte, controla la razón de flujo de vehículos que transitan hacia el este (hacia La Molina) y que llegan al cruce de Javier Prado con la Av. Circunvalación del Golf Los Incas y Los Frutales. Si la obra solo consiste en ‘bypasear’ al óvalo Monitor, la razón del flujo sería mayor y dicha intersección sería el nuevo punto de embotellamiento. Es evidente que la obra requiere proyectos complementarios. Por ejemplo, mejorar el diseño de las intersecciones y de los semáforos en el cruce de Javier Prado con Circunvalación del Golf Los Incas, Los Frutales, la zona de La Fontana y la Av. La Molina para gestionar mejor los giros a la izquierda y lidiar con el flujo ininterrumpido de vehículos que llegaría desde el óvalo Monitor.

En segundo lugar, no se ha sustentado que el diseño de Emape sea mucho mejor que otros diseños alternativos que podrían ser más costo-eficientes como, por ejemplo, la alternativa de intersecciones de flujo continuo, que permiten concretar los giros a la izquierda antes de que lleguen a la intersección, para evitar que se forme el cuello de botella.

En tercer lugar, y quizás más importante, no existe claridad en un dato relevante en cualquier diseño vial: ¿cuál es el año para el cual se ha proyectado la capacidad y utilidad de la obra en función al flujo de autos? ¿Se ha proyectado la obra a 20 años? ¿En 20 años vamos a estar igual o peor, según el diseño previsto? Las normas de diseño del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (artículo 203.05 Manual DG-2018), establecen la obligación de contar con esta proyección para saber si la capacidad de la obra va a bastar para el volumen de autos proyectado.

Como vemos, la falta de un control de calidad en el diseño de esta obra vial, la ausencia de fiscalización del MTC en el cumplimiento de sus propias normas y la mala costumbre de no analizar otras alternativas potencialmente más eficientes y de menor costo, son aspectos claves y elementales por resolver. Pero este no es un problema exclusivo de esta obra. Este problema se repite prácticamente en todas las obras viales propuestas y construidas en nuestro país.

Por ello, es importante insistir en tener una entidad independiente que lidere la solución al tráfico, evaluando los diseños y la seguridad vial, para no seguir con el caos donde cientos de autoridades municipales y regionales toman decisiones viales sin observar normas técnicas uniformes. El proyecto de ley para crear la Agencia Nacional de Tránsito y Seguridad Vial, planteado por la Asociación Civil Cruzada Vial, está en manos del MTC y es respaldado por varias entidades privadas especializadas. Esperamos su aprobación.


*El artículo fue escrito con apoyo de David Fairlie, ingeniero vial y asesor de la Asociación Cruzada Vial.

TAGS RELACIONADOS