“A pesar de que Martín Vizcarra no sea la víctima en la que se quiere convertir, no podemos permitir que los apetitos políticos de un grupo de parlamentarios coloquen al país en una situación imposible”. Escribe Patricia del Río. (Ilustración: Víctor Aguilar Rúa).
“A pesar de que Martín Vizcarra no sea la víctima en la que se quiere convertir, no podemos permitir que los apetitos políticos de un grupo de parlamentarios coloquen al país en una situación imposible”. Escribe Patricia del Río. (Ilustración: Víctor Aguilar Rúa).
Patricia del Río

Periodista