1915: La higiene pública
1915: La higiene pública
Redacción EC

La higiene pública en Lima es desastrosa. La pobreza municipal en ningún modo justifica la desatención del barrido de las calles, del recojo de las inmundicias, de la destrucción de los muladares, de la vigilancia continua para desterrar los centros que ofrezcan peligro para la salubridad pública, porque ellos son servicios que deben realizarse a costa del máximo sacrificio. La destrucción de varios callejones para dar paso a la prolongación de calles, la incineración de dos o tres depósitos de inmundicias en lugares cercanos a la ciudad nada significan para la higiene de ella.