(Ilustración: Víctor Aguilar)
(Ilustración: Víctor Aguilar)
Hace 100 años

El doctor Alberto J. Ureta, profesor de Gramática Castellana en el Colegio Guadalupe, se presentó a dictar su clase sin saber que había sido cesado por el Gobierno. Sus alumnos organizaron espontáneamente una manifestación de afecto por su profesor y lo acompañaron entre vivas y aplausos hasta la dirección donde le confirmaron su despido. Los alumnos lo “obligaron” a dictar su clase y luego lo acompañaron hasta la puerta del plantel, donde recibió una gran ovación. El doctor Ureta es fraterno amigo de los doctores Víctor Andrés Belaunde y Luis Fernán Cisneros, presos en San Lorenzo.

H.L.M.

TAGS RELACIONADOS