(Ilustración: Giovanni Tazza)
(Ilustración: Giovanni Tazza)
Hace 100 años

Con motivo del Centenario nacional, el Santo Padre Benedicto XV, ha dado a la Catedral de Lima, el rango de Basílica, que solo se concede a las iglesias monumentales, de insignes recuerdos históricos y de gloriosas tradiciones. Entre los privilegios que acuerda el título de Basílica, se encuentra el uso del “Canapeum”, es decir, una gran sombrilla de forma cóncava hecha con seda de listas rojas y amarillas que se lleva en las grandes procesiones. La figura de ese “Canapeum” se usa con el sello propio de la Basílica. H.L.M

TAGS RELACIONADOS