“Hoy las cosas se pasan de la raya y para recorrer 15 kilómetros ese tren ha demorado, en más de una oportunidad, tres horas”. (Ilustración: Giovanni Tazza).
“Hoy las cosas se pasan de la raya y para recorrer 15 kilómetros ese tren ha demorado, en más de una oportunidad, tres horas”. (Ilustración: Giovanni Tazza).
Hace 100 años

Lo que viene sucediendo con el servicio del ferrocarril entre Lima y Ancón es insufrible. Y no llama la atención porque siempre fue muy malo. Pero hoy las cosas se pasan de la raya y para recorrer 15 kilómetros ese tren ha demorado, en más de una oportunidad, tres horas. Estamos en plena temporada veraniega y numerosas familias habitan en ese balneario donde el agua potable se lleva diariamente desde la capital. Por suerte, la inteligencia previsora de los comerciantes japoneses que manejan el negocio del agua viene evitando mayores problemas y mortificaciones.

H.L.M.