Así lucía el edificio casi terminado en 1912.(Foto: Lima la Única)
Así lucía el edificio casi terminado en 1912.(Foto: Lima la Única)
Hace 100 años

El Palais Concert acaba de cambiar de dueño. El refugio aristocrático de jóvenes damas y caballeros ya no lleva su antigua y fundacional razón social. Los señores Visconti y Velásquez han decidido que su prestigiosa clientela siga en manos conocidas y lo entregan a Alberto Gamarra y Enrique Valenzuela, quienes, a lo largo de más de 20 años, han dado muestras de laboriosidad, inteligencia y buen hacer mereciendo ambos el afecto y la confianza de la concurrencia. Ellos fueron enviados a estudiar hostelería a Europa por los antiguos propietarios.

H.L.M.