(Ilustración: Giovanni Tazza)
(Ilustración: Giovanni Tazza)
Hace 100 años

Aumentan las fechorías de los salteadores de caminos que conducen a Lurín, Mala, Huarochirí y otros lugares próximos a la capital. En uno de los recodos del camino que conduce al interior, y luego de pasar Monterrico, en el sitio llamado “Requintado”, antes de llegar a Cieneguilla, estuvieron, durante cinco horas, un grupo de bandidos que despojaban a los indefensos viajeros. Todos lucían máscaras negras. Luego de concluir sus fechorías se internaron en el monte. Todo esto ocurrió hace dos días y no sabemos qué decir para que la policía rural actúe debidamente.

H.L.M.

TAGS RELACIONADOS