(Ilustración: Giovanni Tazza)
(Ilustración: Giovanni Tazza)
Hace 100 años

El presidente Leguía responde a la señora Grau: “La situación actual del señor hijo de usted, don Miguel, es obra exclusiva de su propia voluntad. Cuanto era posible hacer se hizo para apartarle del camino que le ha conducido a la reclusión en que se halla. Extremé mis deferencias con él, hasta excusarle, con ánimo paternal, sus mayores extravíos, pero su actitud riñó al fin con la majestad del senado, se hizo incompatible con el orden público y no podía tolerarse sino con desmedro de la autoridad con que los pueblos me han investido”.

H.L.M.

TAGS RELACIONADOS