He aquí sus ases bajo la manga, por Fernando Vivas
He aquí sus ases bajo la manga, por Fernando Vivas
Fernando Vivas

Columnistas, cronista y redactor

fvivas@comercio.com.pe

Como estamos impacientes y queremos votarlos ya, los tildamos de brutos, torpes y necios, por no hacer lo que creemos que debieran hacer. ¡Paciencia!, ellos tienen su estrategia, su ritmo y su ‘timing’. Algunos de los ases bajo la manga que podrían avivar sus candidaturas los lanzarán más adelante. Les propongo adivinar las cartas de cada uno.

: ya sacó un as, el humor. En lugar del discurso y la propuesta, el ‘stand up’. Y en esa condición bufa que él mismo se ha impuesto, imagino este diálogo en el lecho conyugal: ‘Chogo, no la hacemos, hay que aliagnos con alguien’. Y como los Toledo-Karp están desesperados, lanzaron otro as: asistieron, en plan prospectivo, a la presentación de PPK en . Y Alejandro admitió conversaciones con el humalismo. Pero se le agota el tiempo. El plazo de las alianzas vence el sábado.

: no crean que ha pateado los narcoindultos bajo la alfombra. No puede. Sería suicida. Tiene que afrontarlos a como dé lugar. ¿Cómo? Pues pedir perdón por la mayúscula irresponsabilidad de no haber purgado las manzanas podridas de su entorno y de su gobierno. La autoflagelación pública de un ego colosal es un espectáculo que los peruanos nos merecemos y que a García le sentaría bien. Junto a ese as, Alan debe guardar otro que le permita persuadirnos de que el Apra sí tiene mecanismos de defensa que van más allá de morder a sus enemigos políticos.

: hay un as que no acaba de resbalársele de la manga, pues lo ha anunciado sin mucha convicción. Dejar su capital político, o sea, la universidad. Por lo menos, renunciar a su cargo en el directorio del consorcio educativo César Vallejo. Ha dicho que lo hará pronto y adivino que querrá hacerlo de una forma solemne y dramática. Además, ya tiene enrolada en la gerencia universitaria a quien podría reemplazarlo en la cabecera de ese directorio: Beatriz Merino. Su primer as ya lo lanzó: el fichaje de Luis Favre como estratega. 

: ya debiera lanzar un as que contrarreste esa tendencia a la baja que tiene cabezones a los ‘PPKausas’. Su campaña, hasta ahora, ha estado caracterizada por la manera algo forzada de mostrar las cualidades de peruano chambero que tendrían que ser proyectadas de forma natural por el candidato. De ahí que un as bajo la manga pudiera ser un gesto o acto o fichaje que aparezca como una irrupción de frescura que tenga un efecto equivalente al de su campaña del 2011. Dudo mucho que Mercedes Aráoz, voceada como posible jale para la plancha, sirva para ese cometido. PPK requiere un jale de espíritu más contestatario y que contraste con la imagen de nuevo candidato de los ricos que le enrostrarán sus rivales. Martín Vizcarra, ex presidente regional de Moquegua, también voceado para su plancha, es un buen jale descentralista y sería una buena carta en la campaña. 

: tiene cartas guardadas y ha decidido soltarlas paulatinamente. En realidad, lo suyo será un descarte: prescindir de esos rostros –Martha Chávez, Salgado, Cuculiza, Aguinaga– que evocan el fujimorismo duro; vetar a Kenji como operador de su padre; aceptar y listar los delitos que cometió su padre. Y también será un encarte: una serie de propuestas de cierto relente estatista y antiminero, pro agua y pro pyme, encarnadas por jales como el de Vladimiro Huaroc que le posicionen en el centro. Solo así podrá contrarrestar a la coalición antifujimorista que se le vendría en la segunda vuelta. ¡Jueguen estas y otras cartas, y sorpréndannos!