Rolando Arellano C.

Doctor en Administración de Empresas

La señora le dice al médico que a su hijo “le da gripe a cada rato”. Luego de auscultarlo, este le receta 3 buenas raciones diarias de vitamina ‘O' ¿Vitamina ‘O'? pregunta. Sí, vitamina olla, señora, la mejor defensa para las enfermedades es una buena nutrición. Así como la señora de la historia, nuestras autoridades debieran tomar en cuenta que para protegernos mejor del COVID-19 el país necesita más vitamina ‘P'. Veamos.

¿Vitamina ‘P’ para la sociedad? Sí, vitamina Producción, pues como en la historia del médico, las enfermedades no solo se combaten recluyéndose o tomando costosas medicinas, sino también fortaleciendo el organismo. Porque nuestra sociedad generaría anticuerpos a todos los virus, si se reforzara con una mejor capacidad de producción.

En efecto, hasta hoy la gran preocupación ha sido limitar la expansión del virus del COVID-19, disminuyendo las interacciones sociales, con cuarentenas y restricciones a la producción. Pero sabemos que eso no ha funcionado bien, pues no solamente hay gran crecimiento de contagios (no el peor del mundo como dicen, pero sí preocupante), sino también una economía cada vez más comprometida (quizás con la mayor reducción mundial, según algunos datos recientes).

¿Cómo podemos luchar mejor contra ese problema? Básicamente rompiendo ese círculo vicioso de más controles, menor producción, menos trabajo, más necesidad de salir de casa para sobrevivir, más contagios, mayores controles... Círculo vicioso que trae consigo una gran injusticia, ya que más sufren los más pobres, pues los acomodados pueden estar más tiempo sin trabajar.

No se necesita ser un gran experto en márketing, ciencia que se ocupa del buen consumo, para saber que si no hay producción no hay capacidad de consumir. Por ello resulta evidente que si todos nos preocupáramos en generar más producción formal, la buena vitamina ‘P' en la sociedad, haría que los que necesiten sobrevivir encuentren fuentes de ingreso que no los expongan a contagio.

¿Eso implicaría relajar las medidas de protección actuales? No, aunque se verían con una óptica de ampliación más que de limitación productiva. Pero implicaría pasar de la posición defensiva a una actitud de promoción de actividades productivas saludables formales en minería, agroindustria, manufactura o servicios; posición muy distinta a la actual de solo prohibición y limitación.

En fin, ya es tiempo de reconocer la necesidad de un cambio de estrategias, y de comenzar a incentivar la producción saludable, en lugar de limitarla. Y por cierto, es tiempo de dejar de echarles la culpa del fracaso a los ciudadanos, y de fortalecerlos, ayudándolos a generar más vitamina ‘P'. Que tengan una buena semana.

TAGS RELACIONADOS