Reporte de observación, por Patricia del Río
Reporte de observación, por Patricia del Río
Patricia del Río

Periodista

Siguiendo las normas establecidas por la labor periodística, la firmante reporta lo que ha deducido tras largos meses de observación (no seguimiento) a algunos miembros del Gabinete presidido por la señora ministra

1. Ministro de Justicia y DD.HH., Daniel Augusto Rivadeneyra, en el cargo desde mayo del 2013. Acusado por Yeni Vilcatoma, ex procuradora anticorrupción, de pretender influir en el Caso Belaunde Lossio. Se lo criticó por reunirse con los fiscales (hoy investigados) que llevaban el Caso ‘La Centralita’. Negó las acusaciones de Vilcatoma. La despidió por televisión. Belaunde Lossio se escapó a Bolivia. Condición: Quemado.

2. Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, María del Carmen Durand, en el cargo desde febrero del 2014. Fue acusada por María Vásquez Rafael, su empleada del hogar, de haberla cesado cuando estaba embarazada sin pagarle sus beneficios sociales ni haberla inscrito en Essalud. La ministra reconoció su error. Condición: Zombi. 

3. Ministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura Vasi, en el cargo desde setiembre del 2014. Le han tocado coyunturas internacionales difíciles y la economía no crece según las expectativas de los inversionistas. Ha lanzado cinco paquetes económicos con medidas para recuperar el ritmo. Todavía no se notan sus efectos. Fracasó su intento de poner en práctica la Ley de Fomento al Empleo Juvenil. Condición: En pie, pero debilitado. 

4. Ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Fredy Peñaranda, en el cargo desde julio del 2014. Percibido como un fiel escudero del gobierno, en los programas cómicos se refieren a él como ‘Patérola’. Le tocó defender la llamada ‘ley pulpín’, en la que inicialmente no creía. Salió poco en los medios y de mala gana. Su actitud no ayudó al gobierno a difundir los “beneficios” de la ley. Condición: Mantequilla.

5. Ministro de Defensa, Pedro Cateriano Bellido, en el cargo desde julio del 2013. Más conocido como ‘Luz Verde’, intentó imponer el servicio militar obligatorio sin éxito. Es temperamental y se dice que el presidente lo mantiene en el cargo no por sus dotes para el sector Defensa, sino para que responda a la oposición. Se lo acusa de estar tuiteando mientras que en las Fuerzas Armadas se desaparece la gasolina y se descubren sobornos internacionales. Condición: Desgastado. 

6. Ministro del Interior, Daniel Belizario Urresti Elera, en el cargo desde junio del 2014. Ni bien asumió el ministerio se descubrió que tiene una investigación judicial por, presuntamente, haber participado en el asesinato del periodista Hugo Bustíos en Ayacucho en 1988. Su estilo confrontacional y su intolerancia a la crítica lo mantienen en constante enfrentamiento con miembros de la oposición y con los periodistas. Su gestión no ha disminuido las cifras de violencia. Se le escapó Belaunde Lossio. Su actitud le quita autoridad a la primera ministra Ana Jara. Es popular. Condición: Intocable. 

Conclusión: No se observa liderazgo en el Consejo de Ministros. Se necesita renovación. La primera ministra hace esfuerzos por lograr consensos que son petardeados por sus propios ministros. Hay demasiado ruido. Se confunde popularidad con eficiencia. 

Seguiremos informando.