“Parece una cuestión de semanas, en realidad, el plazo que deberá transcurrir para que Forsyth aterrice en la loseta en la que hoy se agolpa una multitud de menesterosos candidatos a los que ir segundos en esta carrera no ha de significarles consuelo alguno”.
“Parece una cuestión de semanas, en realidad, el plazo que deberá transcurrir para que Forsyth aterrice en la loseta en la que hoy se agolpa una multitud de menesterosos candidatos a los que ir segundos en esta carrera no ha de significarles consuelo alguno”.
Mario Ghibellini

Periodista