Redacción EC

El 25 de marzo del 2016 se promulgó la ley N°30314 para prevenir y sancionar el en espacios públicos, también llamado acoso callejero. Esta ley estipulaba que los gobiernos regionales, provinciales y locales incorporen medidas de prevención y atención para los actos de acoso, pero hasta la fecha pocos han cumplido.

Según datos del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, los distritos de Lima y Callao que cuentan con algún tipo de sanción son: Miraflores, Surco, San Borja, Barranco, Lince, Jesús María, Villa El Salvador, Puente Piedra, Chosica, Chaclacayo, Punta Hermosa, La Perla y La Punta.

“Todos los municipios tienen que emitir ordenanzas infractoras a los sujetos responsables de acoso sexual. La norma establece que los municipios deben establecer el proceso de sanción administrativa de acuerdo a su competencia”, dice Fabiola Maza, miembro del grupo legal del colectivo Paremos el Acoso Callejero.

Fabiola Maza señaló que el caso del vendedor de golosinas que fue detenido en la comisaría de Surquillo, es un claro ejemplo de que las leyes muchas veces no ayudan a las víctimas. “Ese caso se puede acelerar por la relevancia social y el número de denuncias que se tienen en su contra”, dijo.

También señaló que sí se podría dar un mandato preventivo de detención y que muchas veces el accionar de las autoridades no es rápido. “En estos casos la demora facilita la posible fuga del agresor”, señaló.