Laura Urbina

colaboradora de El Comercio en Áncash

lauraurbinasa@gmail.com

Miembros de la Comunidad Campesina de Huallcallanca, en el distrito de Cusca, quemaron expedientes y rompieron equipos de cómputo en el Juzgado Mixto de Corongo, en la región .


Este viernes, a las 8:30 a.m., un grupo de comuneros irrumpió en el local del Poder Judicial para protestar en contra de un fallo adverso en un proceso judicial.

Los manifestantes destrozaron ventanas y puertas y destruyeron documentos en el frontis del juzgado. El juez de Paz Letrado de Corongo, Alexis Arismendi Quiroz, y un trabajador huyeron por el techo de la institución para evitar ser golpeados.

Los comuneros denunciaron que el magistrado favoreció a la Comunidad Campesina de Urcón en una disputa de terrenos.

En tanto, agentes de la Policía Nacional resguardan el recinto judicial para evitar que la turba vuelva a ingresar.

Por su parte, la Corte Superior de Justicia del Santa informó que más de 200 personas de la Comunidad Campesina de Huallcallanca atacaron el Juzgado Mixto de Corongo en rechazo a un fallo desfavorable en un litigio por tierras, emitido el 4 de setiembre del 2017.

Precisó que la comunidad de Huallcallanca y San Antonio de Urcón afrontaban un proceso judicial por el presunto delito de usurpación agravada. Ellos se disputaban 444 hectáreas de terreno que no se encontraban en posesión.

La magistrada Luzmery López Castillo intentó dialogar con los dirigentes comuneros, pero decenas de manifestantes destrozaron la puerta de acceso e ingresaron, así como equipos informáticos, cámaras de seguridad y destruyeron 150 expedientes.

Ante los hechos de violencia, el titular de la Corte del Santa, José Manzo Villanueva, expresó su rechazo ante el atentado. “Atacar uno de nuestros locales poniendo en riesgo la vida de nuestros magistrados y servidores judiciales es un acto irracional frente al cual tomaremos las acciones legales respectivas para sancionar a los responsables", señaló.

Síguenos en Twitter como

TAGS RELACIONADOS