Redacción EC

Personal de la Subgerencia de Desarrollo Agropecuario y Pesquera de la Municipalidad Provincial de Casma (MPC) y del Ministerio de la Producción rescataron a dos tortugas marinas y 14 guanayes (también conocidos como patillos) que iban a ser comercializadas en el desembarcadero artesanal de puerto , en Áncash.

Se informó que estas especies hidrobiológicas están prohibidas para el consumo humano por encontrarse en estado de peligro de extinción. Además, se encuentran protegidas por las entidades medioambientales.

Tras indagar sobre la situación de los animales, ninguno de los pescadores dio razón, por lo que las autoridades tomaron la decisión de donar los guanayes a la Sociedad de Beneficencia Pública de Casma. 

En tanto, las tortugas rescatadas fueron llevadas al Instituto del Mar del Perú (Imarpe) para ser sometidas a estudios.