Huarmey: bus de Murga Serrano estaba suspendido desde el 2013
Huarmey: bus de Murga Serrano estaba suspendido desde el 2013
Redacción EC

El bus de Turismo Murga Serrano de placa B7P-953, cuyo vuelco causó un (Áncash), el último lunes, circulaba de manera irregular, pues desde setiembre del 2013 tenía una medida de suspensión preventiva.

La restricción para circular por las carreteras del país la impuso la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutrán) contra el vehículo de Murga Serrano. Esto, debido a que en abril del 2013 ocasionó un accidente que devino en la muerte de una persona.

El 23 de febrero último, exactamente un mes antes de la trágica colisión en Áncash, la Subdirección de Transporte, Tránsito y Servicios de la Sutrán incluso había resuelto mantener la suspensión del bus, pues la empresa no llegó a presentar la inspección técnica para levantar la medida.

Es decir, todavía estaba prohibido de transitar y ello había sido registrado por la Dirección General de Transporte Terrestre en el sistema empleado para llevar el control de vehículos de transporte.

La Sutrán, además, había iniciado un proceso administrativo para cancelar la habilitación del bus. De esta forma, nunca más volvería a transitar. Esto consta en la resolución 018605-2015, a la cual accedió El Comercio.

Pese a esto, tras el choque del lunes, la superintendenta de la Sutrán, Elvira Moscoso, aseguró que los cuatro vehículos comprometidos cumplían las exigencias técnicas y las normas de tránsito. Incluso, detalló que el accidente ocurrió luego de que Artimidoro Gonzales Crisanto, conductor del bus de Murga Serrano, intentara adelantar a un camión en el kilómetro 318 de la Panamericana.

El especialista en temas de transporte Lino de la Barrera aseguró que la Sutrán no hizo bien su trabajo cuando el vehículo pasó por el control de Ancón. “Sutrán no ha tenido control de lo que estaba haciendo, el accidente pudo evitarse”, dijo.

También indicó que la fiscalía podría denunciar a la Sutrán por omisión de funciones y los deudos podrían hacerlo “por corresponsabilidad en el accidente”.

El Comercio intentó comunicarse ayer con Elvira Moscoso, pero la oficina de prensa de la Sutrán dijo que no podía atendernos.