Redacción EC

Como parte de la huelga de profesores acatada en varias regiones del país, desde el pasado 27 de mayo, los docentes del departamento de anunciaron que a partir de la medianoche tomarán las principales vías de acceso de la región. De esta manera iniciarán la radicalización de su medida de fuerza.

Además, aseguraron que desde mañana se paralizarán todas las actividades, tanto de transportes como comerciales en todo Apurímac. Los maestros que acatan la paralización demandan principalmente el incremento del presupuesto del sector Educación en un 6% y la derogatoria de la ley de reforma magisterial.

El secretario general del SUTE - Andahuaylas detalló a El Comercio que serán bloqueadas las carreteras que unen con Andahuaylas, pasando por la provincia de Chincheros, así como la que une Andahuaylas con Abancay.

El docente manifestó que, pese a que el gobierno regional y la Dirección Regional de Educación de Apurímac han comunicado que se realizarán descuentos a los maestros que continúen en paro, ellos no se detendrán en su lucha y no temen a las "amenazas", pues son "una provocación más para el magisterio".

Los docentes marchan diariamente por las calles de las localidades apurimeñas y hoy día se unieron a los plantones miembros de las Asociaciones de Padres de Familia (APAFA). La huelga se acata en su totalidad en el sector educación y los estudiantes han perdido ya 21 días de clases.