El jefe de la región policial Cusco-Apurímac, Alejadro Castillo, señaló que el enfrentamiento dejó daños materiales y lesiones personales básicamente en el personal policial (Foto: Carlos Peña)
El jefe de la región policial Cusco-Apurímac, Alejadro Castillo, señaló que el enfrentamiento dejó daños materiales y lesiones personales básicamente en el personal policial (Foto: Carlos Peña)
Redacción EC

El alcalde provincial de Andahuaylas, Abel Gutierrez, hizo un llamado a la calma a la población que protagoniza un enfrentamiento contra agentes policiales en las afueras de la comisaría de la zona. Esto ocurrió tras la detención de Misael Oscco Quipe, quien confesó haber violado y asesinado a dos menores de 10 y 11 años.

El alcalde detalló que la policía del lugar no se da abasto para contener la manifestación en la que se está haciendo daño a la propiedad pública y privada. "Pido la presencia de los ministros del Interior y de la Mujer, queremos hacer entender a la población que hay autoridades que deben responder", dijo

Los hechos
De otro lado, el jefe de la región policial Cusco-Apurímac, coronel Alejandro Castillo, señaló que los disturbios empezaron esta mañana cuando Oscco se dirigía al cerro Huayrapata para participar en la diligencia fiscal donde se encontró a una de las víctimas.

Unas 500 personas llegaron al lugar e intentaron hacer justicia por cuenta propia. En respuesta, la PNP se dirigió con el detenido hacia la comisaría de la zona. Una vez en el lugar, cerca de mil personas rodearon el lugar

"Hago un llamado a la población de Andahuyalas para deponer este tipo de actitud. Hay que tomar en cuenta que la policía ha hecho su trabajo y no puede ser posible que salga agraviada en ese sentido. La población tiene que conocer que hechos de esta naturaleza constituye ilícitos penales que pueden ser pasibles de sanción" señaló el policía a Canal N.

Castillo señaló que el enfrentamiento dejó daños materiales y lesiones personales básicamente en el personal policial. El policía anunció que en las próximas horas desplararán 100 agentes de las regiones de Cusco y de otras provincias de Apurimac, así como de la Diroes.

En el enfrentamiento también se registraron daños materiales en las comisarías afectadas.