Alcalde de distrito que sufre de sequía ampliará un tauródromo
Alcalde de distrito que sufre de sequía ampliará un tauródromo
Redacción EC

CARLOS ZANABRIA ANGULO

Mollebaya es otro pueblo peruano que se suma a la larga lista de lugares que gastan sus presupuestos en obras sin trascendencia. Este distrito, ubicado a 20 minutos de la ciudad de Arequipa, sufre por la sequía y cuenta con un pésimo servicio de agua potable; no obstante, su alcalde, Alberto Juárez Palaco, anunció la ampliación del tauródromo, recinto en el que se realizan las tradicionales peleas de toros.

El burgomaestre plantea que el coliseo de toros tenga un aforo de 6.000 espectadores, pero en el distrito solo viven 1.500 personas, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Incluso, en toda la cuenca suroriental de Arequipa —zona donde se ubica Mollebaya— solo hay 5.000 habitantes.

El tauródromo fue construido entre el 2003 y 2006, con capacidad para 1.000 espectadores, cuando también era alcalde Juárez Palaco. La inversión fue de S/.100.000. Después el alcalde Tito Zegarra amplió el aforo a 3.000 personas, con un gasto de S/.300.000.

En Mollebaya se dan al menos tres peleas de toros al año.

Juárez Palaco declaró a que el proyecto incluye la construcción de nuevas graderías, así como un auditorio, un centro cívico y una picantería. “Yo, como arquitecto, elaboré gratis la maqueta y la doné al pueblo”, dijo.

Pobladores de Mollebaya aseguraron que el alcalde comentó, durante la ceremonia del último aniversario del pueblo, que en la obra se invertirán S/.11 millones. Sin embargo, el burgomaestre negó esto. “La cantidad será menor”, dijo, sin precisar una cifra exacta.

Añadió que la obra se tendría que ejecutar por partes, en un plazo de 12 años. “La idea es avanzar poco a poco”, dijo Juárez Palaco, quien concluirá su gobierno en diciembre.

Mollebaya recibe en promedio S/.1’000.000 al año por canon minero. Según el alcalde, la mayor parte de ese dinero se emplea en proyectos de agua potable y riego. “El dinero para el tauródromo saldrá de recursos directamente recaudados”, indicó. El burgomaestre añadió que este año se destinaron S/.196.000 para hacer arreglos en el tauródromo y que se tiene aprobado un presupuesto de S/.80.000 para el 2015.

Sabandía y Characato, pueblos vecinos a Mollebaya, también tienen tauródromos. Además, en Yarabamba se construye un estadio con capacidad para 6.000 personas.

CALIFICAN DE “ABERRACIÓN” EL PROYECTO

Nilo Cruz Cuentas, secretario ejecutivo del colectivo Arequipa te Queremos, sostuvo que la ampliación del tauródromo de Mollebaya es una “aberración”. “Los pobladores sufren por la sequía, pero en vez de construir una represa, pretenden ampliar el recinto de las peleas de toros”, dijo.

La mayoría de pobladores de Mollebaya son agricultores que solo siembran durante las lluvias. Además, en las casas del pueblo se distribuye agua de manantiales clorada (sin un proceso de potabilización adecuado), seis horas al día.

El economista Adolfo Prado Cárdenas dijo que la ampliación del tauródromo “es una idea descabellada”. En tanto, Percy del Carpio Lazo, presidente de la Junta de Usuarios de Riego de la Cuenca Sur Oriental de Arequipa, también cuestionó la obra. “Se deben mejorar los canales de riego para traer agua desde el nevado Pichu Pichu y construir minirrepresas”, precisó.