Carlos Zanabria

Entre el sábado 29 de abril y el lunes 1 de mayo, el Santuario de la Virgen de Chapi, en el distrito de Polobaya, región de , recibió a unos 230 mil peregrinos. El Arzobispado de Arequipa distribuyó 10 mil hostias entre los fieles que participaron en las acciones litúrgicas realizadas en la explanada.

Tras la actividad, la Municipalidad de Polobaya calculó en 30 toneladas la basura que fue recogida en los alrededores del santuario y las vías de acceso peatonal.

El domingo y el lunes, una compactadora de la Municipalidad de Yrabamba, con capacidad de recoger 12 toneladas de basura, hizo por lo menos 2 viajes hasta el botadero en la ciudad de Arequipa.

Giraldo Coaguila, directivo de la comunidad campesina de Polobaya, informó que ayer un grupo de 50 comuneros recogió otras 2 toneladas de basura en los alrededores del santuario y que estiman que en las próximas 48 horas recogerán 2 toneladas más.

Coaguila explicó que los restos que encontraron son principalmente botellas de plástico y recipientes de comida. Explicó que para ellos es prioritario limpiar los alrededores del Santuario Mariano no solo por estética, sino principalmente porqué la zona es un área natural protegida donde habitan huanacos que pueden ingerir los plásticos y morir.