(Captura de TV)
(Captura de TV)
Redacción EC

Un día como hoy, hace 35 años, el periodista del diario La República Jaime Ayala, entonces de 22 años, fue víctima de desaparición forzada, tortura, tratos crueles, inhumanos y ejecución arbitraria por integrantes de la Marina de Guerra, según lo determinó la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR). Sin embargo el caso continúa sin aclararse puesto que el juicio oral todavía no se inicia. 

La desaparición del periodista se produjo cuando acudió a la base de la Marina de Guerra, ubicada en Huanta (Ayacucho), para denunciar el allanamiento de la casa de su madre y la golpiza que había sufrido su hermano por parte de agentes de la Policía de Investigaciones. Familiares y testigos sostuvieron que Ayala, quien había hecho varias publicaciones con denuncias sobre desapariciones forzadas por parte de la Marina de Guerra, nunca salió de la base militar. 

Durante sus investigaciones, la CVR recibió el testimonio de un exinfante de la Marina, quien dio cuenta de que Jaime Ayala fue descuartizado y después enterrado por orden del denominado comandante ‘Camión’, apelativo que habría tenido el ya fallecido capitán de corbeta Álvaro Artaza Adrianzén, entonces jefe del Destacamento de Infantería de Marina en Huanta. 

Luego de que el Estado se comprometiera a indagar lo ocurrido, el Poder Judicial determinó, el 2006, que la investigación sea archivada pues no había indicios suficientes que implicaran a militares en violaciones de derechos humanos. No obstante, la Corte Suprema anuló esa resolución y hasta ahora no empieza el juicio oral.