Redacción EC

Un sujeto de 68 años que vendía balas de diferentes calibres en un puesto del Mercado Central de Chota –que no tenía autorización de la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil ()- fue capturado por agentes del Frente Policial de Cajamarca. Los custodios le incautaron más de 3 mil municiones y una escopeta.

La intervención se realizó esta tarde en el referido centro de abastos, ubicado en el jirón Mariscal Castilla Nº 147. Los policías llegaron hasta el puesto Nº 39 al tener información confidencial de que ahí se vendía balas de manera ilegal.

En el lugar los agentes intervinieron al dueño de la tienda, identificado como Edwin Guevara (68) y también a su último cliente, Eleuterio Arteaga (56). El primero no tenía permiso de la referida institución para vender pertrechos de guerra mientras el segundo –que había comprado dos municiones para escopeta- no contaba con permiso para portar arma de fuego.

Según informó el general Ricardo Trujillo, jefe del Frente Policial de Cajamarca, ambos intervenidos serán investigados por el presunto delito contra la seguridad pública, peligro común, comercialización, uso o porte de armas de fuego y munición.