Redacción EC

La policía capturó a ocho integrantes de la organización criminal 'Los Gatilleros del Nororiente', dedicada al robo agravado y a planificar y ejecutar asesinatos por encargo en Cajamarca. Entre los detenidos figuran el alcalde del distrito de Bellavista, Juan Fernández Pérez, y el teniente alcalde Grover Chávez Hernández; quienes serían los líderes de la banda. 

Ambos funcionarios, asegura la policía, serían los autores intelectuales del crimen del regidor del municipio de Bellavista, Fernando Peralta Cieza, en el 2015.

Los policías y fiscales encontraron en la vivienda del burgomaestre Fernández un arma, municiones y chalecos antibalas.

También fueron detenidos Avelino Inga Flores y Danny Henry Tapia Sánchez, (a) Loco, sicarios; Héctor Benigno Soplapuco Farro, Norma Castro Novillo, instigadores; Amancio Requejo Chugden, capturado en Tamborapa, y un adolescente de 16 años quien sería el 'marca' de la organización criminal.

Otro de los capturados es Yut Lentini Chusden Herrera, quien tenía como principal función convocar a los sicarios para perpetrar los asesinatos.

La mega operación, denominada Aplacamiento 2018, estuvo liderada por la División de Investigaciones de Alta Complejidad (Diviac), la cual investigaba el caso desde marzo del 2017. En la intervención participaron un total de 180 efectivos de distintas unidades policiales con el apoyo de 18 fiscales especializados en crimen organizado. Las fuerzas del orden allanaron 14 viviendas y dos celdas en los penales de Chiclayo y San Rafael. (NP 242–2018)

Homicidios

Según la policía, el móvil del crimen del regidor habría sido la constante fiscalización que realizaba contra la gestión edil. Él denunció en varias ocasiones pagos irregulares a proveedores, consultorías fantasmas y situaciones de nepotismo, entre otros hechos de corrupción.

Los sicarios lo acribillaron el 25 de agosto del 2015, cuando se trasladaba en su camioneta hacia el caserío de Samimbera.

'Los Gatilleros de Nororiente' también están involucrados en otros tres homicidios. En su lista de víctimas también aparece Elvin Lizandro Carrión Troya, quien fue baleado por los sicarios el 9 de mayo del 2015 en el cementerio Señor de Huamantanga.

La policía asegura que el crimen fue solicitado por Norma Castro Novillo. El móvil habría sido la pérdida de su dinero, luego de que la víctima la convenció de invertir una importante suma de dinero en un supuesto negocio electrónico denominado Telexfree. La empresa resultó ser la fachada para una estafa tipo piramidal.

También son responsables del robo agravado y posterior asesinato de Jesús Oblitas Dávila. La víctima fue interceptada por cuatro sujetos armados cuando iba al terminal terrestre Tepsur, donde iba a abordar un bus Chiclayo para comprar frutas y verduras. El objetivo era arrebatarle los más de S/10,000 que llevaba para sus diligencias, pero decidieron dispararle al poner resistencia.

Otra víctima sería Manuel Elein Alcalde Guerrero, quien habría asesinado por un ajuste de cuentas por disputas familiares.

TAGS RELACIONADOS