Redacción EC

Los mercados mayoristas, los supermercados y las centros de abastos menores de Cajamarca, donde se concentra una gran cantidad de personas y posibles focos infecciosos del , son estrictamente resguardados por miembros de la Policía Nacional y el Ejército para evitar la propagación de la COVID-19. Los ingresos serán supervisados al milímetro, informó el general PNP Ricardo Trujillo Cornejo, jefe del Frente Policial de Cajamarca.

Cajamarca. Policías y militares toman control de mercados.

Estos espacios amanecieron con rejas en todos los ingresos y con personal policial y militar encargado del control del público. El general Trujillo supervisó ayer algunos de estos sitios, e hizo un llamado a los clientes y vendedores para que cumplan con la medida.

Con ayuda de un megáfono, recordó que deben mantener una distancia social de un metro y medio, además de usar de forma obligatoria mascarillas y guantes.

Otra de las medidas que se han adoptado en esta región, en coordinación con el Gobierno Regional, es la instalación de surtidores de agua para el lavado de manos antes y después de comprar. Los mercados, según el Ministerio de Agricultura y Riego, atenderán al público desde las 7:00 a.m. hasta las 4:00 p.m.