Según las cifras estimadas por el Instituto Nacional de Salud (INS), en la primera semana de enero la positividad de todas las regiones de riesgo “muy alto” supera el promedio nacional (22,25%). Los valores más altos están en Lambayeque (53,3%), Ica (43,2%) y Tacna, con 40,6% (Foto: Violeta Ayasta)
Según las cifras estimadas por el Instituto Nacional de Salud (INS), en la primera semana de enero la positividad de todas las regiones de riesgo “muy alto” supera el promedio nacional (22,25%). Los valores más altos están en Lambayeque (53,3%), Ica (43,2%) y Tacna, con 40,6% (Foto: Violeta Ayasta)
Redacción EC

Desde hoy hasta el 31 de enero, Áncash, Ica, Junín, Lambayeque, Lima Provincias, Piura y Tacna afrontarán las mayores restricciones de movilidad para atenuar el impacto de la segunda ola del .

Según el Decreto Supremo 002-2021-PCM, publicado ayer en el diario “El Peruano” y que traza la estrategia del Ejecutivo para frenar el avance del virus, el nivel de alerta en estas zonas es considerado “muy alto”, tomando en cuenta variables como el factor R (número de personas que pueda contagiar un infectado), mortalidad y positividad, entre otros.

¿Cómo ha evolucionado la incidencia del COVID-19 durante las últimas semanas en estos lugares, que son considerados los nuevos epicentros de la enfermedad?

MIRA: COVID-19: exministro de Salud analiza los niveles de alerta por regiones y su posible evolución


Casos graves

En los últimos dos meses, el norte ha sido la zona más golpeada por el embate del COVID-19. A inicios de diciembre, este Diario reportó el colapso de en Piura y Lambayeque, así como un crecimiento significativo de los pacientes críticos en Áncash y Junín.

Esta tendencia se acentuó tras la Navidad y actualmente la demanda en UCI ha llegado a superar el pico máximo reportado durante la primera ola en Piura y Áncash, mientras que Junín y Lambayeque se acercan a sus máximos niveles de ocupación reportados durante julio y setiembre.

En Ica, Lima Provincias y Tacna, el impulso en este indicador se dio entre mediados de diciembre e inicios de enero. En esta última región, en solo un mes los casos críticos pasaron de 10 a 28 y hasta ayer solo quedaban dos camas disponibles, según estadísticas elaboradas por la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud).

Los porcentajes de ocupación de camas UCI en este grupo van desde 78% en Ica hasta el 99% en Lima Provincias.

MIRA: Pilar Mazzetti: “Una persona vacunada no va a enfermar, pero puede llevar en su superficie el virus”


Áncash, Ica, Junín, Lambayeque, Lima Provincias, Piura y Tacna afrontarán las mayores restricciones de movilidad  para atenuar el impacto de la segunda ola del COVID-19 (Fuentes: Minsa, Susalud, INS)
Áncash, Ica, Junín, Lambayeque, Lima Provincias, Piura y Tacna afrontarán las mayores restricciones de movilidad para atenuar el impacto de la segunda ola del COVID-19 (Fuentes: Minsa, Susalud, INS)

Diagnóstico

La saturación de las UCI ha venido acompañada de una mayor positividad de las , que detectan la presencia activa del virus.

Este factor tendrá un mayor impacto en las hospitalizaciones o casos graves que pueda haber en los días y semanas siguientes.

Según las cifras estimadas por el Instituto Nacional de Salud (INS), en la primera semana de enero la positividad de todas las regiones de riesgo “muy alto” supera el promedio nacional (22,25%). Los valores más altos están en Lambayeque (53,3%), Ica (43,2%) y Tacna (40,6%).

Al igual que la demanda por camas UCI, la tendencia al alza de la positividad se inició desde diciembre. En el último mes, los aumentos más altos en la positividad se reportaron en Junín (de 10,6% a 29,8) y Lambayeque (de 26,6% a 53,3%). Un aumento vertiginoso.

Los contagios totales (medidos con pruebas rápidas y moleculares) también se incrementaron. Según el portal de Datos Abiertos del , en la primera semana de enero, los contagios de estas siete regiones sumaron 4.164, cifra que representó el 25,6% del total nacional ( 16.203)

Los casos diagnosticados y reportados oficialmente por el Minsa aumentaron en mayor proporción en Lima Provincias (+309), Áncash (+268), Piura (+224), Ica (+152), Tacna (+72) y Lambayeque (+56), mientras que disminuyeron levemente en Junín (-47).

Escenario en la capital

Ayer, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, explicó que Lima Metropolitana no está en el grupo de riesgo “muy alto” porque tiene mayor oferta hospitalaria y equipamiento ante el COVID-19.

Sin embargo, la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva (Sopemi) alertó que la ocupación de camas UCI en la capital está casi al tope y hay listas de espera. “Si bien es cierto, [Lima] tiene la infraestructura más amplia, esta no camina sola y en este momento están todas las camas ocupadas”, dijo a TV Perú Rosa Luz López, vicepresidenta de este organismo.


Minsa confirma el primer caso de la nueva variante del SARS CoV-2 proveniente del Reino Unido