Este año han fallecido 33 personas por dengue en todo el país. Loreto tiene la mayor cifra de fallecidos con 16 decesos (Foto: GEC)
Este año han fallecido 33 personas por dengue en todo el país. Loreto tiene la mayor cifra de fallecidos con 16 decesos (Foto: GEC)
Óscar Paz Campuzano

En varias ciudades del país, los hospitales ya no pueden atender a todos los pacientes que llegan con insuficiencia respiratoria como consecuencia de la infección del COVID-19. Falta oxígeno, medicamentos, ventiladores mecánicos y médicos.

Aquí, en Iquitos, la vida de una persona depende de lo que dure un balón de oxígeno”, decía la semana pasada la médica Agustina Huilca, quien pidió que 25 de sus colegas internados en el hospital regional fueran trasladados de emergencia a Lima, porque no hay lo esencial para salvarles la vida.

Según el Ministerio de Salud, en esta región de la selva son 1.780 los casos confirmados del nuevo coronavirus y 75 fallecidos, entre ellos diez médicos y siete bomberos. Es la quinta región con más infectados, después de Lima, Callao, Piura y Lambayeque.

El norte es otra zona del país muy golpeada por la pandemia. Piura y Lambayeque suman 6.080 contagios, y de las 1.889 muertes por COVID-19 reportadas en el país, 633 ocurrieron en estas dos regiones.

—Los otros males—

Además del COVID-19, otros males amenazan la salud en estas regiones del norte y oriente peruano. Hasta la semana pasada, los hospitales del país habían atendido 21.961 casos de dengue, y Loreto era la región con la mayor cantidad de pacientes por esta enfermedad endémica de zonas tropicales, que provoca fiebres altas, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, dolor muscular y, en los casos más graves, hemorragias que pueden llevar a la muerte. Este año, el dengue ha matado a 33 personas, 16 de ellas en Loreto.

En esta región también hay brotes frecuentes de leptospirosis, una infección causada por una bacteria que puede encontrarse en el agua dulce ensuciada por la orina de animales. Sus síntomas más comunes son tos seca, fiebre, dolor de cabeza y muscular, escalofríos, entre otros. En lo que va del año, Loreto registró 5.101 casos confirmados y 10 fallecidos, de un total de 17 en el país. Es la región más afectada por este mal.

En el norte, también hay brotes importantes de dengue. Según las cifras del Ministerio de Salud (Minsa), Piura, Lambayeque y La Libertad suman 2.544 casos y un fallecido. Al ser una enfermedad que se contagia por la picadura de un mosquito (y no entre humanos como el COVID-19), hay un mejor manejo de los casos en las zonas endémicas del territorio nacional.

En el norte también se dan brotes de Guillain-Barré (GB), que puede provocar la muerte por parálisis de los músculos respiratorios, trombosis pulmonar o paro cardíaco. “Sería una catástrofe [un brote de este tipo], porque también se requieren ventiladores mecánicos”, comenta el director del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Cayetano Heredia, el epidemiólogo Eduardo Gottuzo.

Según el Minsa, este año se han atendido 438 casos de GB. Lima, Piura y La Libertad son las tres regiones más afectadas. “El ingreso del COVID-19 a un área geográfica es un gran desafío porque prácticamente ocupa el 100% de todos los recursos de ese sistema de salud. Si agregamos que en esas áreas hay otras enfermedades endémicas, se genera un nivel extremo de tensión en el sistema”, explica el epidemiólogo Julio César Cachay.

Con el coronavirus aún circulando en el país, las siguientes semanas podrían ser más complicadas considerando que empieza la temporada de neumonías e infecciones respiratorias. Gran parte de estos casos son tratados con oxígeno y es justo lo que en estos momentos más hace falta en los hospitales debido a la pandemia.