Redacción EC

En el centro poblado de Phinaya, en el distrito de Pitumarca, provincia cusqueña de Canchis, la capilla de la Virgen Inmaculada Concepción tiene un nuevo brillo. Esta edificación que data de 1767 luce ahora renovada tras haber sido sometida a un proceso de restauración.

El templo se ubica a 5 mil metros de altura y es parte del de la Nación. Los trabajos consistieron en intervenir cimientos, muros, techos, pisos, veredas, el cerco perimetral, el sistema eléctrico y las obras de saneamiento.

(Foto: Difusión)

Asimismo, se restauraron hermosas pinturas murales que adornan los muros y el Altar Mayor, lienzos e imágenes escultóricas de santos y vírgenes.

La inversión fue de un millón 389 mil soles provenientes de los recursos propios de la Dirección Desconcentrada de Cultura de