El protocolo diseñado por la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco, contempla en la primera fase de reactivación el cierre de las rutas alternas: montañas Machu Picchu y Huayna Picchu, Puente Inca e Inti Punku. Las visitas al santuario solo se concentrarán en el área nuclear de la Llaqta, los turistas podrán hacer su visita usando cualquiera de los cuatro circuitos establecidos. (Foto: Melissa Valdivia)
El protocolo diseñado por la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco, contempla en la primera fase de reactivación el cierre de las rutas alternas: montañas Machu Picchu y Huayna Picchu, Puente Inca e Inti Punku. Las visitas al santuario solo se concentrarán en el área nuclear de la Llaqta, los turistas podrán hacer su visita usando cualquiera de los cuatro circuitos establecidos. (Foto: Melissa Valdivia)

Agustín Quispe Huamán, es uno de los protectores de Machu Picchu. Desde 1998 no ha bajado la guardia en el cuidado de la maravilla mundial, es la segunda vez que ve a Machu Picchu sin turistas, la primera fue en el 2010 cuando intensas lluvias bloquearon parte de la vía férrea, aquella vez las 32 mil hectáreas de la ciudadela se quedaron sin turistas durante dos meses.

Hace tres meses, el gobierno oficializó el Estado de Emergencia por el coronavirus. Unos 2 mil 630 turistas visitaron el santuario el domingo 15 antes de entrar en cuarentena. De recibir alrededor de 2 mil 500 visitantes a diario, hoy las cifras han quedado en cero.

“De un momento a otro la vida en Machu Picchu se cortó, la maravilla está en silencio como en el 2010, no tenemos visitantes pero seguimos trabajando para que el parque permanezca protegido. Ahora solo nos queda mirarnos las caras entre los trabajadores y servidores, no hay turistas”, cuenta el guardaparque.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: empresa vendió alcohol sin registro sanitario al Minedu

Como una medida de reactivación y promoción económica del turismo en el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19, el Poder Ejecutivo ha dispuesto el acceso gratuito a servidores público, niños y personas adultas mayores a Machu Picchu y otros sitios arqueológicos, museos, y áreas naturales.

En Cusco, Machu Picchu se prepara para su reapertura, el alcalde distrital de la maravilla mundial, Darwin Baca León, confirmó que son tres fases de reactivación que previamente serán analizadas y aprobadas en el comité directivo y técnico de la unidad de gestión Machu Picchu (UGM).

Wenceslao Cusihuaman y William Chile están encargados del mantenimiento de Machu Picchu junto a sus compañeros desde el 16 de marzo. Se les ha encargado proteger y recuperar los suelos desgastados, limpiar los farallones y paramentos, la extracción de mala hierba, siendo el Templo del Sol, Templo del Inca, Intihuatana, Tres Ventanas  y Plaza Ceremonial las zonas críticas. (Foto: Melissa Valdivia)
Wenceslao Cusihuaman y William Chile están encargados del mantenimiento de Machu Picchu junto a sus compañeros desde el 16 de marzo. Se les ha encargado proteger y recuperar los suelos desgastados, limpiar los farallones y paramentos, la extracción de mala hierba, siendo el Templo del Sol, Templo del Inca, Intihuatana, Tres Ventanas y Plaza Ceremonial las zonas críticas. (Foto: Melissa Valdivia)

La primera fase de reactivación para el 1 de julio comprende la apertura del tramo número cinco del camino inca (km 104) y la Llaqta de Machu Picchu.

En tanto, la segunda fase comprende habilitar la ruta de acceso amazónico por el distrito de Santa Teresa, camino de herradura que viene desde la hidroeléctrica y el sector de Santa María y Santa Teresa, la tercera fase es la apertura del camino inca convencional desde Piscacucho por la zona Huayllabamba hacia Machu Picchu.

Agustín Quispe Huamán, es uno de los protectores de Machu Picchu, desde 1998 no ha bajado la guardia en el cuidado de la maravilla mundial. Es la segunda vez que ve a Machu Picchu sin turistas por la pandemia, la primera fue en el 2010 cuando intensas lluvias bloquearon parte de la vía férrea. (Foto: Melissa Valdivia)
Agustín Quispe Huamán, es uno de los protectores de Machu Picchu, desde 1998 no ha bajado la guardia en el cuidado de la maravilla mundial. Es la segunda vez que ve a Machu Picchu sin turistas por la pandemia, la primera fue en el 2010 cuando intensas lluvias bloquearon parte de la vía férrea. (Foto: Melissa Valdivia)

El alcalde de Machu Picchu estima que la segunda fase se podría reactivar en setiembre, sin embargo, está sujeta a la evaluación de la primera fase y si se habilita los viajes nacionales e internacionales

“Se ha visto por conveniente que solo la ruta 5 del camino inca, es decir la ruta del km 104 de Chacchabamba, la Llaqta pasando por Wiñaywayna sea la única que se habilite en este momento, en función a la idoneidad de las medidas que se están tomando y avances de la medicina; entre otras cosas, es que vamos a poder ir abriendo otras rutas”, refirió José Bastante, jefe del parque arqueológico de Machu Picchu.

El jefe del parque arqueológico de Machu Picchu, José Bastante, el gobernador regional de Cusco, Jean Paul Benavente, entre otras autoridades, participaron en la visita piloto de inspección de los protocolos de bioseguridad en la maravilla mundial. (Foto: Melissa Valdivia)
El jefe del parque arqueológico de Machu Picchu, José Bastante, el gobernador regional de Cusco, Jean Paul Benavente, entre otras autoridades, participaron en la visita piloto de inspección de los protocolos de bioseguridad en la maravilla mundial. (Foto: Melissa Valdivia)

Antes de la pandemia las visitas al santuario de Machu Picchu las únicas restricciones para el turista eran las visitas a los espacios declarados vulnerables, el Intihuatana, los templos del Sol y del Cóndor, los cuales estaban habilitados para su visita en tres turnos; mientras, todos los accesos estaban abiertos. Hoy en día, la reactivación ha definido un nuevo protocolo diseñado por la dirección desconcentrada de Cultura, ella contempla que las rutas alternas estarán cerradas, (montañas Machu Picchu y Huayna Picchu, Puente Inca e Inti Punku), solo el área nuclear de la Llaqta dividido en cuatro circuitos estará abierto al público en esta primera fase según confirmó a El Comercio José Bastante jefe del parque arqueológico de Machu Picchu.

“Son 4 circuitos habilitados, dos que van por la parte alta y otros dos en la parte baja, son circuitos que tienen modalidades de corto y largo y permitirán el distanciamiento necesario cuando la Llaqta este abierta al público, los circuitos se han trabajado con los especialistas y se tendrán más reuniones para definir el circuito y ver si habrá modificaciones”, aseveró José Bastante.

El aforo de los pasajeros en el tren se ha reducido para evitar aglomeraciones, cada uno baja en completo orden y debe respetar la distancia física entre persona a persona. (Foto: Melissa Valdivia)
El aforo de los pasajeros en el tren se ha reducido para evitar aglomeraciones, cada uno baja en completo orden y debe respetar la distancia física entre persona a persona. (Foto: Melissa Valdivia)

Los cuatros circuitos se encuentran definidos de esta manera:

Circuito Alto Corto (1): Implica el ascenso hasta la plataforma de la denominada Casa del Guardián para continuar por la Portada Principal, el sector de Canteras, el Mirador del Templo del sol, la Plaza de los Templos, el conjunto Espejos de Agua y la salida por la Plaza del Pisonay.

Circuito Alto Largo (2): Implica el ascenso hasta la plataforma de la denominada Casa del Guardián para continuar por la Portada Principal, el sector de Canteras, el Mirador del Templo del sol, la Plaza de los Templos, Intiwatana, Llamakancha, Roca Sagrada, Qolqas Orientales, Templo del Cóndor y salida por la terraza inferior.

Circuito Bajo Corto (3): Implica el ingreso por Qolqas, plataforma de explicación, Casa del Inka, conjunto Espejos de Agua y la salida por la Plaza del Pisonay.

Circuito Bajo Largo (4): Implica el ingreso por Qolqas, plataforma de explicación, Casa del Inka, Llamakancha, Roca Sagrada, Qolqas Orientales, Templo del Cóndor y salida por la terraza inferior.

Los protocolos principales que se han adecuado para la reapertura inician con PeruRail, en la estación de Ollantaytambo, la señalética de los círculos está establecida para que cada pasajero usando obligatoriamente mascarilla pueda ubicarse y se aplique el distanciamiento físico. (Foto: Melissa Valdivia)
Los protocolos principales que se han adecuado para la reapertura inician con PeruRail, en la estación de Ollantaytambo, la señalética de los círculos está establecida para que cada pasajero usando obligatoriamente mascarilla pueda ubicarse y se aplique el distanciamiento físico. (Foto: Melissa Valdivia)

Asimismo, el jefe del parque arqueológico, informó, que la visita de los turistas por los circuitos cortos durarán un promedio de una hora con 20 minutos, en el caso de los circuitos largos serán hasta dos horas. Asimismo, la ciudadela incaica de Machu Picchu se proyecta a recibir 75 visitantes por hora, 675 visitantes diarios, e ingresaran al santuario en grupos de 8 incluido un guía de manera obligatoria.

En Machu Picchu, existen cinco asociaciones de guías de turismo entre licenciandos de turismo, guías técnicos, guías residentes de Machupicchu. En total sobrepasan los 200 trabajadores guías en la ciudadela, sin contar con guías que llegan a Machupicchu con agencias. Con el nuevo protocolo solo hasta 96 guías podrán trabajar al día.

Para ello las distintas asociaciones de guías durante la primera visita piloto de inspección de los protocolos en Machu Picchu conversaron con el gobernador regional de Cusco. Jean Paul Benavente, alcalde de Machu Picchu, autoridades de la dirección de Cultura para que los nuevos protocolos también sean favorables para todos los trabajadores agremiados.

Antes de la pandemia Ivoni Cáceres representante de los guías de turismo de la asociación Inkallaqta obtenía entre 50 y 70 dólares diarios con su trabajo de guiado en el santuario, ahora la situación de ella y cientos de guías aún está en discusión:

“Al principio parece que vamos a tender ad honorem, debemos organizarnos para que todos tengamos la oportunidades de volver a trabajar, estamos proponiendo que sea de manera rotativa, lamentablemente económicamente estamos a la deriva, los nuevos protocolos no nos favorece. Sin embargo, debemos adaptarnos y cumplir las nuevas normas es nuestra seguridad y la de los visitantes, los turistas van a venir atemorizados nosotros tenemos el deber de buscar su confianza, garantizar la seguridad y calidad de servicio del turista para que vuelvan a Machu Picchu”.

En Machu Picchu Pueblo existen 247 hospedajes, 237 restaurantes, 250 puestos en el mercado artesanal y otros 200 en el mercado de abastos del distrito, de todos según la autoridad edil, solo el 25% de hospedajes, hoteles y restaurantes reiniciara sus actividades en esta primera fase, de igual manera los artesanos se reinsertaran de manera progresiva en la reactivación .

“Los que garanticen una adecuada prestación de servicios podrán abrir sus puertas, los empresarios están pasando capacitaciones, deben contar con la licencia de funcionamiento, carnet de sanidad de los trabajadores y que contengan el plan de manejo y seguridad en salud contra el COVID-19”

Asimismo, se ha visto por conveniente habilitar un mercado itinerante para descongestionar y evitar aglomeraciones en el mercado central. En estos meses de pandemia, el municipio de Machupicchu ha sido perjudicado en un 86% en los ingresos que recaudaba por la llegada de visitantes a Machu Picchu, es decir alrededor de 28 millones se han perdido en estos tres meses.

“Son aproximadamente tres millones de soles destinados para la reactivación de obras en el distrito, es una cantidad menor en vista de que nuestra principal fuente es el turismo y al no haber actividad, directamente ha repercutido en nuestro presupuesto, somos municipios que dependen del turismo, por ello hemos pedido al ministerio de Economía la transferencia de recursos para garantizar los servicios de los pobladores un monto económico”, aseveró el alcalde Darwin Baca.

En tanto la dirección de Cultura también ha visto sus arcas económicas afectadas por la falta de ingresos a Machu Picchu y los diferentes centros arqueológicos que administran, la recaudación anual por las visitas a Machu Picchu ascendía a 220 millones de soles, un 10% iba destinado al municipio distrital y Sernamp, otro 15% al proyecto Qhapaq Ñam.

“Debemos subsistir a no tener los recursos recaudados, estamos exigiendo al MEF que se nos destine los recursos de los fondos de emergencia para paliar esta situación, no se ha despedido ningún trabajador hemos cumplido con los pagos, son más de mil trabajadores se ha cumplido con ellos, en este momento necesitamos adaptarnos a los protocolos y brindar un buen servicio de calidad que nos permita ser el ejemplo a nivel mundial, que demuestre que somos capaces de reinsertarnos a pesar de las dificultades”, refirió Fredy Escobar, director de Cultura.

En relación a las tarifas para el ingreso a Machu Picchu, la autoridad de Cultura afirmó la posibilidad de mantener los costos en el ingreso a la ciudadela.

¿Hay cura para el COVID-19?

Aún no existen pruebas de que alguna vacuna o medicamento pueda prevenir o curar la enfermedad. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas; y si el paciente está grave, deberá ser hospitalizado.

La OMS coordina esfuerzos para encontrar la cura contra este nuevo coronavirus que ha acabado con la vida de miles de personas.

¿Cuánto dura el período de incubación del COVID-19?

Primero hay que entender que el período de incubación es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad.

De acuerdo con estimaciones, el periodo de incubación de la covid-19 oscila entre 1 y 14 días, y en general se sitúa en torno a los cinco días.

Por el momento se continúan analizando y actualizando estos datos para tener una información más precisa y detallada.