Cusco: 18 turistas ocupaban ilegalmente un templo inca
Cusco: 18 turistas ocupaban ilegalmente un templo inca

Autoridades del distrito de , ubicado en la provincia de Urubamba, , retiraron a 18 turistas de nacionalidad argentina, ecuatoriana y colombiana, quienes habían ocupado ilegalmente el sitio arqueológico de Ñaupa Iglesia.

La intervención, en la que participaron agentes de la Policía Nacional, personal del Serenazgo del municipio de Ollantaytambo y representantes de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, se produjo tras una denuncia que se hizo desde el mediodía de ayer a través de las redes sociales.

Según la denuncia, los turistas ‘mochileros’ cocinaban, dormían y hacían otras actividades en el sitio arqueológico incaico, uno de los principales del Valle Sagrado, el cual era utilizado como templo religioso porque allí se celebraban ceremonias de ofrenda a la pachamama o madre tierra.

Las autoridades fueron al lugar, ubicado en la comunidad de Pachar, a 20 minutos en vehículo desde Ollantaytambo. Al llegar exigieron a los extranjeros que recojan todos los desechos sólidos que habían arrojado en el mismo sitio arqueológico y sus inmediaciones.

Sin evidencia de daños

La policía constató que la mayoría de turistas intervenidos no contaban con documentos de identidad en regla. Luego de la intervención se verificó si causaron algún daño al patrimonio cultural. Afortunadamente, no se evidenciaron daños a este importante patrimonio cultural.

"Luego de levantarse el acta policial, los 18 turistas fueron expulsados del lugar y se les recomendó alejarse de la zona", informó el arqueólogo Oscar Montúfar, coordinador del Parque Arqueológico de Ollantaytambo, quien encabezó la intervención a los turistas.

El funcionario resaltó que el Parque Arqueológico de Ollantaytambo cuenta con más de 34.800 hectáreas y se han registrado más de 200 sitios arqueológicos, los cuales son vigilados por el personal de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco.  

"Proteger este vasto parque arqueológico y patrullar todos los sitios arqueológicos es una tarea titánica, dado que los monumentos están alejados uno de otros y por eso, a veces, ocurren estos hechos" explicó el funcionario.