Melissa Valdivia

Un homenaje póstumo recibió esta tarde el féretro del alcalde de , Ricardo Valderrama, quien falleció ayer tras permanecer casi un mes batallando contra el en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Adolfo Guevara de EsSalud.

La alcaldesa encargada Romi infantas, regidores, y demás autoridades cusqueñas rindieron homenaje póstumo a la autoridad edil, en el frontis del Palacio Municipal, asimismo, el féretro fue paseado por las principales calles de Cusco y la plaza mayor.

La marcha fúnebre fue presidida por su esposa Carmen Escalante Gutiérrez, quien junto a sus hijos y algunos familiares acompañaron la carroza que trasladaba los restos del burgomaestre.

Ricardo Valderrama es un ejemplo de servicio al pueblo, de trabajo, de entrega sin reservas a su función de alcalde de Cusco. En cumplimento de su tarea de apoyar a los más necesitados de la ciudad contrajo el coronavirus. Ha dado su vida por el pueblo. ¡Haylli, Ricardo Valderrama!”, exclamó hoy en el homenaje de honras fúnebres la esposa del alcalde, Carmen Escalante.

Por su parte, la alcaldesa encargada Romi Infantas refirió que la autoridad será un ejemplo a seguir en las labores del municipio.

Recibimos por última vez en nuestro municipio al alcalde Ricardo Valderrama. Él impulsó en nosotros la defensa de Cusco y su patrimonio. En memoria del señor acalde tenemos que seguir trabajando; él ha dado su vida al frente de la municipalidad y nosotros tenemos que retribuir de la mejor manera ese esfuerzo que él ha hecho, esa entrega que él ha dado por Cusco. Seguiremos trabajando de la mano con todo el consejo municipal y funcionarios para salir adelante” aseveró Infantas.

VIDEO RECOMENDADO

Aplicación de vacuna china contra el coronavirus iniciaría el 8 de setiembre

El gerente municipal, Juan Carlos Galdós, lamentó también lo sucedido y afirmó que la autoridad siempre tenía el ánimo de seguir adelante y liderar las actividades como alcalde en las calles durante la pandemia.

Es un profunda congoja, todo el Cusco esta atravesando el dolor por la pérdida de uno de sus cusqueños predilectos, de carta cabal, que ha sacrificado su vida por el bienestar de la ciudad, a pesar de su condición de vulnerabilidad, nunca se escudó en esa situación, muy en contra de las recomendaciones que le dábamos todos él insistió y salió a liderar los procesos y en ese proceso se contagió. Ahora estamos llorando su partida”, acotó el funcionario público.

El féretro de la autoridad fue trasladado hasta el distrito de San Jerónimo, lugar donde nació. Allí, en horas de la tarde fue enterrado en el cementerio del mismo nombre.

Como se recuerda, la Ciudad Imperial ha tenido tres alcaldes dentro de un mismo periodo de gestión edil (2019-2022), Víctor Boluarte fue elegido como alcalde en elecciones municipales y regionales, sin embargo, a fines de su primer año en el cargo (2019), fue sentenciado por el Poder Judicial a un año de prisión suspendida por fraude contra la administración de personas jurídicas en contra del Colegio de Abogados. Ante este hecho, el JNE decidió suspenderlo. El sillón municipal recayó en el primer regidor, Ricardo Valderrama, sin embargo, la pandemia generada por el coronavirus desafió a la autoridad edil, y en medio de sus funciones el virus tocó la salud del alcalde Valderrama. El 23 de julio conoció su resultado positivo al COVID-19 por prueba molecular.

A una semana después de conocerse su contagio, la situación en su salud se agravó, siendo el 29 de julio la fecha en que ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) aquejado por insuficiencia respiratoria severa. Pasó más de un mes de batallar contra el virus. Finalmente la autoridad falleció ayer domingo al promediar las 13 horas.

MÁS NOTICIAS SOBRE CORONAVIRUS EN EL PERÚ