Melissa Valdivia

Agentes de la Policía Nacional intervinieron esta tarde el Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación Marcavalle, en , donde un grupo de jóvenes se amotinó. Asimismo, seis menores lograron escapar a través de un forado que hicieron en la pared del recinto. Tres de ellos fueron reubicados horas después por la policía.

El jefe encargado de la VII Macro Región Policial Cusco, Alejandro Castillo, confirmó que son 87 los internos que están rehabilitados en dicho lugar. Indicó que se continúa con los operativos para la ubicación y captura de los otros tres jóvenes que fugaron del centro. En tanto, se ha reforzado la vigilancia policial en su parte externa.

Alrededor de las 16:00 horas se registró un incendio en uno de los ambientes de la correccional. Un grupo de más de 15 infractores armaron una revuelta. Ellos se amotinaron en las áreas verdes del recinto, donde quemaron colchones y una parte de los pastizales. Bomberos de Cusco y San Sebastián intentaron ingresar al lugar para evitar que el fuego se expanda a otros sectores.

VIDEO RECOMENDADO

Cusco: hospital de EsSalud colapsó por demanda de pacientes COVID-19

Los vecinos del sector Villa el Periodista indicaron en la tarde que más de cinco jóvenes habrían logrado escapar por la parte posterior del centro de rehabilitación, donde realizaron un forado en la pared. Según las diligencias, en un pasaje de este sector se hallaron tirados en el piso cinco uniformes que usan los internos.

Al lugar llegó un familiar de uno de los internados, quien aseguró que este se encuentra infectado con el coronavirus, Refirió, además, que los casos de contagios registrados en la correccional sería la razón del amotinamiento.

Hay varios contagiados en el interior, uno de ellos es mi familiar. Él mismo nos avisó la semana pasada, pero los encargados no nos comunicaron, no sabemos su situación actual. Estamos preocupados. No tienen medicamentos, no hay apoyo, no sabemos nada”, contó.

Fabricio Fernández, que vive a metros del centro de rehabilitación, expresó su preocupación por el hecho ocurrido esta tarde. “Vi que ellos tenían carteles que decía “tenemos covid”, estaban con palos, nunca vimos nada extraño, porque siempre estaban jugando fútbol, haciendo actividades recreativas. Ahora nos sorprende, nos preocupa esta situación porque vivimos cerca. Pedimos que haya más resguardo policial, algo debe estar pasando para que los chicos reaccionen de esa forma, no es justificable las cosas que hacen, pero sería bueno saber qué está pasando”, expresó.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE CORONAVIRUS EN EL PERÚ