Redacción EC

Un grupo de manifestantes realizó una marcha desde la provincia de hacia la ciudad de  con el propósito de exigir a la gobernación y al gobierno regional que  de su protesta, que lleva más de una semana.  

Aproximadamente 150 persomas salieron del local de la Federacion de Campesinos con dirección a la avenida El Sol y pasaron por el Coricancha para llegar a la Gobernacion del Cusco. Allí, un grupo de dirigentes ingresó a conversar con el titular del cargo, Roberto Rojas Obviedo.

(Foto: Carlos Zanabria / El Comercio)

En el camino al local de la gobernación, las personas contaron con fuerte resguardo policial, ya que restringieron la circulación normal de vehículos.

Ellos exigen que las autoridades locales y regionales intercedan con el a fin de instalar una mesa de diálogo para atender sus demandas.

Se oponen a la construcción de una hidroeléctrica en Santa Teresa, piden la edificación de una planta de fraccionamiento de gas, que se declare el agro en emergencia y se investigue los actos de corrupción en las municipalidades de la región.