Las recientes denuncias se han registrado en los tres niveles del Estado: municipalidades, gobiernos regionales y Gobierno Central. (Foto: referencial)
Las recientes denuncias se han registrado en los tres niveles del Estado: municipalidades, gobiernos regionales y Gobierno Central. (Foto: referencial)
Daniel Bedoya

Despertar y salir de casa rumbo al trabajo. Pero allí, en el , está esa persona que no para de llamar, hostigar, y hasta , pese al rechazo que se le muestra todos los días.

El acoso u en el trabajo es uno de los problemas actuales del país. Desde marzo del 2019 a la fecha, 43 personas han denunciado a sus acosadores en distintas instituciones públicas. Aunque la cifra no es grande, se vuelve significativa si se toma en cuenta que, en el 2018, apenas hubo un par de denuncias.

¿A qué se debe este incremento? Magali Meza Mundaca, gerenta de Desarrollo del Sistema de Recursos Humanos de la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir), señala como antecedente directo los lineamientos contra el hostigamiento sexual en las entidades públicas, aprobados con resolución el año pasado.

“Este marco normativo, además de la campaña de sensibilización que hacemos, ha logrado que hoy tengamos al menos 43 personas que denuncian lo que pasa en las instituciones públicas. Aspiramos a que no haya casos; pero si los hay, que estos sean denunciados”, indicó a El Comercio.

Las recientes denuncias se han registrado en los tres niveles del Estado: municipalidades, gobiernos regionales y Gobierno Central. Pero la cifra tiene un detalle que llama la atención: de los 43 posibles casos de acoso, solo uno fue denunciado por un varón; el resto por mujeres. “El hostigamiento sexual puede suceder tanto con mujeres como también con varones”, recuerda Meza Mundaca.

Subordinación

El acoso sexual también tiene una característica en el sector público. “De la casuística que tenemos, definitivamente las 43 denuncias provienen de personas que tienen algún nivel de subordinación, y es el jefe quien ha hecho el hostigamiento. Sin embargo, no podemos decir que esta es una regla”, señala la funcionaria.

A pesar de ello, esta información les permite conocer las conductas recurrentes y así combatir esta problemática en el ámbito laboral.

La funcionaria precisa que la subordinación es una de las causas por las que antes no se denunciaba. “Si es su jefe y la víctima va a seguir en contacto, esto limita que se haga la denuncia”, dice en base a los casos evaluados. Por ello se ha determinado una serie de pasos para proteger a la víctima del hostigamiento sexual.

Existe un proceso para realizar las denuncias. Estas se pueden hacer en la oficina de recursos humanos de cada entidad, la cual tiene un plazo de tres días para brindar una medida de protección a el o la denunciante. “No se separa a la víctima. Se separa al hostigador para que él o ella pueda seguir trabajando”, dice Meza. Luego, la Secretaría Técnica de Procedimiento Administrativo Disciplinario (PAD) tiene 15 días para emitir un informe de precalificación y, en caso se proceda a investigar, informar al Ministerio Público. En 30 días se debe resolver con la suspensión o destitución del acusado, o con el archivamiento.

A la fecha se han resuelto 22 denuncias, con una destitución en el Ministerio de Agricultura.

—Escenario en el sector privado—

-El hostigamiento sexual también existe en el sector privado. El Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) informó que, a la fecha, se han registrado 23 denuncias de manera presencial y 64 mediante la plataforma digital Trabaja Sin Acoso. Allí se puede denunciar.

-Hasta el 23 de enero las empresas con 20 trabajadores o más debían implementar un comité contra el hostigamiento sexual. El MTPE informó que se coordina con la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) una campaña de información y verificación del cumplimiento de la normativa.

-El MTPE señala al acoso u hostigamiento sexual como una forma de violencia. Por ello se planteó la creación de la línea directa gratuita de orientación psicológica y asesoría legal (Línea 1819) para denunciar casos de hostigamiento sexual en el trabajo.