Durante la audiencia de prisión preventiva, el oficial de la policía pidió perdón a la mujer, lo cual fue entendido por el juez como un acto de reconocimiento de culpabilidad. (Foto: Poder Judicial)
Durante la audiencia de prisión preventiva, el oficial de la policía pidió perdón a la mujer, lo cual fue entendido por el juez como un acto de reconocimiento de culpabilidad. (Foto: Poder Judicial)
Carlos Fernández

colaborador de El Comercio

Dcarlosfb@gmail.com

El Poder Judicial dictó nueve meses de prisión preventiva contra del teniente PNP Alexander Vargas Condori, acusado de haber ultrajado sexualmente a una mujer cuando estaba en estado de inconciencia, en Puno. La resolución fue emitida por el juez Máximo Tacuri Robles, del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia de Puno.

Además, el mismo juzgado ordenó comparecencia con restricciones para un segundo imputado en el caso. Se trata de Elmer René Quispe Mamani, a quien se le impuso el pago de una caución ascendente a S/ 1.500.

El requerimiento de prisión preventiva fue presentado por la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa Puno, que investiga el hecho. Según las investigaciones, el policía aprovechó la amistad que tenía con la mujer para invitarla a su domicilio a beber licor. Fue allí que, algunas horas después, ella perdió el conocimiento.

Cuando despertó, la víctima estaba acostada en una cama, completamente desnuda y con signos de haber sido ultrajada. Ello fue cotejado durante las investigaciones fiscales, que estuvieron acompañadas por exámenes médicos.

Durante la audiencia de prisión preventiva, el oficial de la policía pidió perdón a la mujer, lo cual fue entendido por el juez como un acto de reconocimiento de culpabilidad. Debido a esto ordenó una prisión preventiva de nueve meses.

TAGS RELACIONADOS