En uno de los casos reportados, la víctima contaba con medidas de protección por agresiones anteriores. (Foto: Mininter)
En uno de los casos reportados, la víctima contaba con medidas de protección por agresiones anteriores. (Foto: Mininter)
Lourdes Fernández Calvo

“¡Acá acabo todo!” le gritaba Óscar Mantilla Acosta, de 35 años, a su pareja mientras rociaba un galón de thinner frente a ella amenazándola de muerte. Cuando cogió un fósforo y lo prendió, en medio de los gritos desesperados de la mujer, su hijo de 8 años logró escapar de la casa para pedir auxilio a los vecinos. Antes de intentar huir, Mantilla Acosta la golpeó con unas llaves en la cabeza. La policía logró capturarlo. Este intento de feminicidio ocurrió el último domingo en el centro poblado Alto Trujillo, en La Libertad.

Él es Óscar Mantilla Acosta acusado de intentar matar a su expareja. (Foto: PNP)
Él es Óscar Mantilla Acosta acusado de intentar matar a su expareja. (Foto: PNP)

Si miramos hacia atrás, encontramos que solo en los tres primeros días del 2020, la policía detuvo a 9 sujetos por intentar matar a sus parejas. Los casos, lamentablemente, han seguido en aumento.

De estos casos, cuatro de ellos sucedieron en Lima (Carabayllo, Comas, Surco y San Juan de Lurigancho), mientras que los otros dos se dieron en La Libertad; y el resto en Lambayeque, Puno y Ucayali.

Mujer acuchillada

Uno de los casos más salvajes fue el registrado también en el centro poblado Alto Trujillo, en La Libertad, el 3 de marzo. Silvia Marín Nieves, de 34 años, fue atacada brutalmente por su expareja Naval Saldaña Carrión, de 43 años, porque no quiso retomar su relación.

Saldaña se enfureció por la negativa y la acuchilló por la espalda. El sujeto, incluso, había cavado una fosa en su casa para enterrar a su expareja. “No me pude contener, de verdad. Yo lo hice, le metí un cuchillazo”, dijo al ser detenido por la policía.

Ella tuvo que ser trasladada de emergencia al hospital Belén de Trujillo, en donde permanece en observación luego de ser sometida a una operación para sacarle el arma blanca de la espalda.

Lo más increíble del caso, es que Marín Nieves es que la joven acuchillada ya había denunciado a su agresor hace dos meses por haberla golpeado e, incluso, tenía medidas de protección.

(Foto: América Noticias)
(Foto: América Noticias)

Las quiso quemar

Un día antes, la policía detuvo a Ronald Vílchez Sicche, de 30 años, por intentar matar a su tía y a su prima durante una discusión, en Comas. Según contaron las víctimas, el sujeto amenazó con quemarlas con agua caliente. Además, contaron que en medio de la discusión, Vílchez se abalanzó hacia una de las mujeres para intentar atacarla con un pedazo de botella rota.

Los policías de la comisaría Túpac Amaru de Comas llegaron al inmueble y detuvieron al agresor que reporta antecedentes por robo agravado, lesiones y comercialización de drogas. Él sujeto será denunciado por intento de feminicidio.

Casi la mata a golpes

El primer día del año a las 10:30 de la noche Matilde fue golpeada y retenida por varias horas por su expareja Arsenio Quispe Mamani, en Puno. Según información policial, ella estaba caminando por la avenida Costanera cuando fue atacada por Quispe Mamani. Comenzó a insultarla y a tirarle puñetes en el rostro y el cuerpo.

Logró huir y refugiarse en una vivienda, pero el sujeto la alcanzó y la retuvo dentro para seguir golpeándola. Después de varias horas, la mujer consiguió escapar y se dirigió hacia su vivienda donde fue auxiliada por su familia.

Los policías de la comisaría de Mañazo lograron detenerlo fuera de la vivienda en donde agredió a la mujer. Será investigado por el delito de tentativa de feminicidio.

(Foto: PNP)
(Foto: PNP)

¿Cómo denunciar ante posibles casos de feminicidio?

El 2019 terminó con la cifra de más alta de la década en el Perú. Según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) entre enero y diciembre del año pasado, fueron asesinadas 165 mujeres, 16 casos más de los reportados en el 2018. De acuerdo a la Fiscalía, solo hay 274 sentenciados por que cumplen condena. En el 2019, ingresaron 92 acusados por este delito y 136 por tentativas.

De ser testigos o víctimas de violencia es fundamental denunciar y buscar ayuda especializada, ser indiferentes es parte del problema. Lo que se sugiere es llamar de inmediato a la policía. En caso que la víctima sea un familiar, amiga o conocida se aconseja ofrecerle apoyo y seguridad para que denuncie. Los agentes de la policía ubicados en las comisarías del país tienen la obligación de atender las denuncias por violencia a través de un protocolo.

Otro de los canales son los . Estos son servicios públicos especializados y gratuitos para víctimas de violencia familiar y sexual. Están ubicados en todo el país y la mayor parte están al lado de las comisarías.

También está habilitada la Línea 100, servicio telefónico gratuito a nivel nacional especializado en brindar información, orientación y soporte a las víctimas de violencia o maltrato. Se puede acceder marcado el 100 desde cualquier teléfono fijo, público o celular durante las 24 horas del día.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables tiene habilitado además, un servicio de chat para prevenir situaciones de riesgo y violencia física, sexual o psicológica. Se debe entrar desde cualquier dispositivo con internet a

Las fiscalías especializadas en violencia contra la mujer cuentan con la línea gratuita 0800-00205 para recibir denuncias desde todo el país.