FAP se pronunció sobre armamento que llegó a manos de sicarios
FAP se pronunció sobre armamento que llegó a manos de sicarios
Redacción EC

Luego de que que abastecía con armas y explosivos a sicarios en coordinación con ex militares y miembros en actividad de las fuerzas armadas, la Fuerza Aérea del Perú (FAP) se pronunció respecto a cómo parte de este armamento pudo haber llegado a manos de los delincuentes.

A través de un comunicado, la FAP informó que el pasado 4 de abril dieron cuenta a la policía y fiscalía sobre la sustracción de 130 granadas de mano de la Base Logística de Punta Lobos, en Pucusana.

Después de alertar sobre este robo, la FAP verificó inmediatamente los inventarios de todas sus unidades para identificar otros casos de armamento desaparecido. Sin embargo, se corroboró que no hubo otras sustracciones, aparte las mencionadas granadas.

Además, en su comunicado, la FAP indicó que Roberto Carlos Zubauste Roca, uno de los ex militares que fue capturado durante el megaoperativo que se realizó en seis distritos de Lima, era un suboficial FAP que fue expulsado de la institución por medida disciplinaria en 2005.

En el operativo también fue detenido Alberto Marcelino Ascarruz Chavarría, Técnico de Tercera FAP.

Según las pesquisas de la policía,  Zubauste Roca, en complicidad con miembros en actividad de la fuerza aérea, no solo abastecía de armas a los sicarios sino que les daba entrenamiento en instalaciones militares para que aprendieran a usar los equipos.