Juan Carlos Morillo Ulloa estuvo intubado 12 días en la UCI del Hospital Edgardo Rebagliati, en Lima (Cortesía GORE Áncash)
Juan Carlos Morillo Ulloa estuvo intubado 12 días en la UCI del Hospital Edgardo Rebagliati, en Lima (Cortesía GORE Áncash)
Laura Urbina

colaboradora de El Comercio en Áncash

lauraurbinasa@gmail.com

Esta tarde, el de , , fue dado de alta luego de que permaneciera 24 días internado en el hospital Edgardo Rebagliati Martins, en Lima, por una infección respiratoria y neumonía generada por el .

Mediante un comunicado, el Gobierno Regional de Áncash indicó que este jueves a las 3:15 p. m. la autoridad ancashina abandonó el centro de salud limeño donde permaneció conectado a un respirador mecánico durante 12 días por los problemas que sufrieron sus pulmones a causa del .

“Hoy, jueves 10 de setiembre, recibí el alta clínica y dejo el hospital elevando una plegaria por nuestros hermanos que también están batallando contra el terrible COVID-19 que nos azota día a día, y por quienes reafirmo mi compromiso de dedicar cada minuto de mi vida a trabajar para que no tengan que pasar por lo que yo he vivido”, manifestó el gobernador.

El titular de la región consideró que su recuperación ha sido “un milagro” y agradeció a Dios por haberlo ayudado a soportar “esta dura batalla”.

“Ha sido un milagro, he regresado prácticamente de la otra vida. Luego de estar 12 días intubado y conectado a un respirador artificial, solo me queda agradecer a Dios porque él me ayudó a soportar esta dura batalla. ¡Gracias a todos por sus oraciones, gracias de todo corazón!”, expresó Morillo Ulloa.

Sin embargo, no se ha precisado si el gobernador tendrá descanso médico o regresará a asumir sus funciones.

Desgobierno en Áncash

Pese a que el gobierno regional se encuentra acéfalo hace 24 días debido a la ausencia de Juan Carlos Morillo, el Consejo Regional de Áncash rechazó el martes el pedido de licencia por motivos de salud y con ello ha impedido que el vicegobernador Henry Borja Cruzado lo reemplace en el cargo.

El 22 de agosto, Morillo Ulloa solicitó la licencia desde el 17 de agosto hasta tener el alta epidemiológica; sin embargo, los consejeros se negaron a discutir el requerimiento porque el gobernador no había cumplido con adjuntar el informe médico y la constancia de hospitalización.

Ante esta situación, la Fiscalía Provincial Especializada de Prevención del Delito de Huaraz ha exhortado al Consejo Regional de Áncash que se adopten las acciones administrativas para que el vicegobernador Henry Borja Cruzado asuma las funciones del gobernador conforme a ley.

El fiscal Rodríguez Martínez envió un oficio al consejero delegado Carlos Pajuelo Camones en el que expresa que “las instituciones públicas no pueden estar en desgobierno ni acéfalas, pues para ello se ha establecido la figura del vicegobernador”.

El representante del Ministerio Público advirtió que en el caso de incumplimiento los consejeros serían denunciados por los presuntos delitos de desobediencia y resistencia a la autoridad y omisión de deberes funcionales.

Además, recordó que ya existe una denuncia penal en contra de 12 consejeros que votaron a favor de la devolución de la solicitud de la autoridad regional en una sesión de consejo realizada el 25 de agosto.

Asimismo, el último martes el representante de la provincia de Asunción, Jorge Noriega Cortez, difundió un audio que puso en evidencia las coordinaciones que realizó el consejero de Mariscal Luzuriaga, Zenón Ayala López, para conseguir los votos que permitan encargar la gobernación al vicegobernador Henry Borja Cruzado.

Ante esta revelación, la mayoría del Consejo Regional acordó poner de conocimiento el audio a la Fiscalía Anticorrupción de Huaraz para que realice las acciones pertinentes.

Pugnas políticas

Por su parte, el vicegobernador Henry Borja Cruzado consideró que el Consejo Regional de Áncash está poniendo trabas para impedir que pueda reemplazar al gobernador Morillo Ulloa mientras este se recupera del coronavirus.

“Me preocupa bastante esta situación, ya van más de tres semanas y no se me da la encargatura de funciones. No sé por qué se demoran tanto en darnos la encargatura, qué se esconde para evitar que yo ingrese al gobierno regional”, declaró a la prensa.

Borja señaló que esta situación de desgobierno está perjudicando a la población porque no se pueden gestionar proyectos ni recursos ante el Gobierno Central para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus.

Afirmó que debido a las falencias en la administración, el Hospital Víctor Ramos Guardia de Huaraz ha perdido la posibilidad de adquirir una planta concentradora de oxígeno medicinal para atender a los pacientes con COVID-19.

Según la Dirección Regional de Salud de Áncash, en total en esta región se reportan 30 465 personas diagnosticadas con el coronavirus, 1434 han fallecido y 19 907 ya se han recuperado. El índice de letalidad es de 4.7 %.

Áncash vuelve a repetir la historia de inestabilidad política. En el 2014, César Álvarez Aguilar fue arrestado por presuntamente liderar una organización criminal. La región se quedó sin autoridad regional por unas semanas y en su reemplazo asumió Zenón Ayala.

A inicios del 2015, Waldo Ríos Salcedo no pudo asumir la gobernación porque estaba inhabilitado, ya que no había pagado una reparación civil de S/1 millón por haber recibido US$10 mil del ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos en el 2000.

No obstante, en el 2016, el vicegobernador Enrique Vargas asumió el gobierno regional después de un mes de que Waldo Ríos fuera condenado a cinco años de prisión por el delito de colusión en calidad de exalcalde de la Municipalidad Provincial de Huaraz.


MÁS NOTICIAS SOBRE CORONAVIRUS EN PERÚ