En pocos días, dos ex autoridades regionales han ocupado primeras planas, aunque por razones distintas: Gregorio Santos (Cajamarca) figura en las encuestas presidenciales a pesar de estar en prisión preventiva y Wilfredo Oscorima (Ayacucho) fue detenido en Lima luego de estar nueve meses prófugo.

No son las únicas autoridades regionales que afrontan investigaciones y procesos por distintos delitos de corrupción. En diversas regiones del país hay antiguos y actuales gobernadores bajo la lupa (no necesariamente sentenciados, pero sí investigados y procesados). 

Lee también: