(Foto referencial)
(Foto referencial)

El Gobierno Regional de Arequipa (GRA) exigió a la empresa Southern Perú que devuelva un terreno en la provincia de Islay, cuyo uso había sido cedido inicialmente en servidumbre para el proyecto minero Tía María. Para concretar la devolución, le ha dado un plazo máximo de 10 días hábiles.

A través del Oficio N°1596-2019-GRA/OOT, enviado el lunes último, el jefe de la Oficina de Ordenamiento Territorial del GRA, Rolando López Chire, solicita a Southern la devolución de un predio de 49,5 hectáreas ubicado en el sector Pampa Cachendo, que comprende los distritos de Cocachacra y Mejía.

Esto, según argumentó el funcionario en el oficio, porque el gobierno regional dispuso −mediante dos resoluciones− dejar sin efecto las dos actas de entregas del terreno a la empresa minera, realizadas entre los años 2015 y 2017.

Servidumbre en cuestión

El 25 de julio, el Gobierno Regional de Arequipa –mediante la Resolución N°375– declaró fundada una apelación interpuesta por el municipio distrital de Deán Valdivia, con lo cual desestimó el derecho de uso otorgado en esa zona a la empresa minera. Debido a esta decisión, Southern presentó una acción de amparo (declarada improcedente y hoy en apelación) y una denuncia penal contra el gobernador Elmer Cáceres por abuso de autoridad.

El 4 de octubre pasado, la autoridad regional cambió su intención en este proceso: en un nuevo documento, desestimó el recurso de reconsideración presentado por Southern y anuló parcialmente su Resolución N° 375, a fin de que se emita un nuevo pronunciamiento sobre el derecho de uso tras una evaluación de la Oficina de Ordenamiento Territorial.

Sin embargo, el GRA mantuvo la disposición de que la empresa devolviera el terreno en servidumbre. En entrevista concedida a El Comercio en octubre pasado, Renzo Carrasco, abogado de Southern, dijo que “esta es una muestra” de la arbitrariedad de Cáceres Llica. Al cierre de esta nota, la empresa no se pronunció sobre el oficio firmado por López Chire.