La segunda ola golpea con mayor fuerza a la región de Ica, que no terminaba de recuperarse. (Foto: Facebook)
La segunda ola golpea con mayor fuerza a la región de Ica, que no terminaba de recuperarse. (Foto: Facebook)
Alexander Villarroel Zurita

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La , con una población de más de 850.765 personas, ha superado a inicios de semana su promedio de muertes diarias registradas durante la primera ola del , dada entre junio y agosto del año pasado, según datos del Sistema Informático Nacional de Defunciones (SINADEF).

MIRA TAMBIÉN: Chincha, entre la ivermectina sin límites y el golpe del COVID-19

Un análisis de Rodrigo Parra, ingeniero de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), da cuenta de que esta es la cuarta región que ya ha sobrepasado su propio récord de fallecidos (por toda causa) en plena pandemia, luego de Apurímac, Huánuco y Pasco, respectivamente. Todas ellas lo hicieron también en enero pasado.

El análisis se basa en los fallecidos diarios reportados en el SINADEF con una media móvil de 7 días. Así, Ica rompió su propio récord de 46 fallecidos en promedio que registró a inicios de julio del año pasado.

LEE TAMBIÉN: Sinadef reporta más de 91 mil muertos por COVID-19 a la fecha
Fuente: SINADEF. Elaboración: Rodrigo Parra (@rparrawong). Fallecidos diarios con media móvil de 7 días.
Fuente: SINADEF. Elaboración: Rodrigo Parra (@rparrawong). Fallecidos diarios con media móvil de 7 días.

“Acá pareciera que es un día normal”, dice con estupor Julio Torres Chang, decano del Colegio Médico de Ica, al otro lado de la línea telefónica. Cuenta que -como viene sucediendo en otras partes del país- la orden de inmovilización social obligatoria difícilmente se llega a cumplir. Al igual que Lima, Ica es considerada una de las nueve regiones de “nivel extremo” por el Gobierno del presidente Francisco Sagasti.

“Hay carros, no hay policías en las calles. Te hacen tener un pase, pero nadie te lo pide. Es todo un desorden. Hay ambulantes en las calles, los bancos están llenos. O sea, al final, no vemos un impacto que dé esta cuarentena. Porque, a diferencia de la primera vez cuando verdaderamente no había una circulación de movilidad de personas, ahora vemos que circulan y eso, lamentablemente, hace que el virus siga transmitiéndose de una persona a otra”, comenta Torres a El Comercio.

LEE TAMBIÉN: Violeta Bermúdez brindó conferencia sobre medidas frente a la segunda ola del COVID-19

La fuerza de la segunda ola respecto a la primera es palpable. Explica que solo en el mes de enero hubo 30 médicos contagiados de COVID-19, de los cuales 10 han requerido ser ingresados a una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Dos ya han fallecido y siete, mientras se escribe este informe, todavía están conectados a un ventilador, “con riesgo de fallecer”. El menor tiene 27 años.

Genera una impotencia porque la gente no está entendiendo el mensaje. Este virus mata. Cuando te afecta a la familia recién te das cuenta y tomas las precauciones, pero antes no. Nuestro personal está totalmente agotado por la pandemia. Nunca descansó”, advierte el representante de los médicos en la región.

A nivel de toda Ica, ya se ha superado la barrera de los 53 mil casos en lo que va de la pandemia, de acuerdo con los registros de la Dirección de Salud (Diresa). La letalidad supera el 7%. Y el panorama no da luces de que va a mejorar pronto.

(Fuente: Dirección Regional de Salud de Ica)
(Fuente: Dirección Regional de Salud de Ica)

“En esta oportunidad [en la segunda ola] el ascenso de los casos y muertes está mucho más rápido. En menos de un mes se ha tenido el ascenso, a diferencia de la primera ola que ha sido en varios meses”, explica el médico.

A nivel de provincias

De las cinco provincias que conforman la región, Ica, que tiene la ciudad capital y la que concentra la mayor cantidad de población (448.970 habitantes), es la que más se ha visto afectada tanto a nivel de defunciones en el SINADEF (siempre por todas las causas) como a nivel hospitalario. Así, los registros muestran que es el epicentro de la pandemia en la región.

Fuente: SINADEF. Elaboración: Rodrigo Parra (@rparrawong). Fallecidos diarios con media móvil de 7 días.
Fuente: SINADEF. Elaboración: Rodrigo Parra (@rparrawong). Fallecidos diarios con media móvil de 7 días.

El Hospital Regional de Ica tiene en este momento más de 200 hospitalizados por COVID-19, y todas sus camas UCI ya están ocupadas, según el último reporte. A inicios de enero, solo habían 97 hospitalizados en este nosocomio. La tasa de letalidad aumentó de 28,6% a 29,1% prácticamente en un mes.

Hospital Regional de IcaTOTAL CAMASOCUPADASDISPONIBLES
Al 04 de enero del 2021 a las 00:00 horas.1749777
Al 02 de febrero del 2021 a las 00:00 horas.28020278

En Chincha y Pisco, que le siguen en segundo y tercer lugar respecto a densidad poblacional, si bien todavía no se ha batido el récord de muertos registrados durante la primera ola, sí se llegar a observar un incremento alarmante sobre la cantidad de fallecidos, y que está todavía en ascenso. Esto se observa también en Nazca.

Fuente: SINADEF. Elaboración: Rodrigo Parra (@rparrawong). Fallecidos diarios con media móvil de 7 días.
Fuente: SINADEF. Elaboración: Rodrigo Parra (@rparrawong). Fallecidos diarios con media móvil de 7 días.
Fuente: SINADEF. Elaboración: Rodrigo Parra (@rparrawong). Fallecidos diarios con media móvil de 7 días.
Fuente: SINADEF. Elaboración: Rodrigo Parra (@rparrawong). Fallecidos diarios con media móvil de 7 días.

El Hospital San José de Chincha registra que hay 82 hospitalizados, cuando a inicios de enero la cifra era de 22. Se incrementó en 63,41% la demanda.

Hospital San José de ChinchaTOTAL CAMASOCUPADASDISPONIBLES
Situación del 04 de enero del 2021 a las 7:00 a.m.13122109
Situación del 03 de febrero del 2021 a las 7:00 a.m.1658283

El gobernador regional de Ica, Javier Gallegos Barrientos, comenta, en entrevista con El Comercio, algo que es cada vez más recurrente: muchos pacientes, entre los 30 y 50 años, están llegando a los hospitales cuando se encuentran ya en estado crítico, con la urgencia de ser ingresados a una cama UCI, y fallecen por la lista de espera.

“Siguen llegando nuevos pacientes a los hospitales y ellos también requieren camas UCI, porque ya llegan a un estado crítico. Y, efectivamente, como no hay camas UCI, han comenzado a fallecer porque necesitan mayor flujo de oxígeno”, advierte.

Otros no acuden al nosocomio más cercano y prefieren comprar un balón de oxígeno y quedarse en su casa a esperar la evolución de la enfermedad. “Pero no solo es el oxígeno para poder salir de este COVID, sino tienen que ser atendidos por los médicos y usar medicamentos. […] Y el virus sigue avanzando y al final muchos de ellos fallecen en su domicilio, comenta.

A punto de desbordarse

Para Julio Torres, el paro agrario registrado a fines del año pasado, las fiestas navideñas y la falta de control en los aforos en los locales e incluso en el transporte público ha conllevado a esta situación. A estos factores se podría sumar, agrega, la nueva cepa británica, que se ha demostrado que es más contagiosa y mortal.

Torres también considera que el uso de ivermectina como preventivo, pese a que no existe algún estudio que respalde su aplicación, “en cierta manera pudiera contribuir” al aumento de casos y, en consecuencia, al incremento en los fallecidos.

El Comercio , que es de uso veterinario, venía siendo administrada indiscriminadamente a niños, adultos y ancianos de Chincha para contrarrestar falsamente al COVID-19.

“No sé si tenga una relación directa, pero obviamente una persona que toma eso pudiera pensar que está protegido y pudiera salir pensando que ya no se va a contagiar. Esa confianza pudiera hacer que no se tome las medidas de prevención y obviamente se va a enfermar y, al hacerlo, va a haber mayor número de casos y también mayor número de fallecidos”, ensaya Torres.

¿Y los hospitales ya están desbordados? “Estamos en ese camino”, advierte el médico. El Colegio Médico de Ica viene realizando cursos de capacitación para médicos no intensivistas, sobre todo en el uso de cánulas de alto flujo, en un intento por ayudar a contener el incremento en la demanda de las camas UCI ante la segunda ola.

Ese es el otro factor que agrava la situación: la falta de recurso humano, de especialistas que puedan atender a los pacientes que llegan a los hospitales en estado grave. Se incrementó parte de la infraestructura, abriendo más camas (como se puede apreciar en los cuadros de arriba), pero se requiere más personal.

De acuerdo con el gobernador regional, existía un compromiso del Ministerio de Salud y del Ministerio de Economía y Finanzas a inicios de año de realizar una transferencia para esto, pero “hasta el momento no se está dando”.

Otro tema en el que hace hincapié Gallegos es que se requiere incrementar las plantas generadoras de oxígeno para hacer frente a este segunda ola. La ecuación es simple: a más cantidad de pacientes graves, .

A través del sector privado, cuenta, se logró conseguir “algo de cuatro plantas”. En octubre del año pasado, detalla, el gobierno se comprometió a incrementar otras tres, que estarían destinadas para Ica, Pisco y Chincha, las provincias más pobladas. Pero ello hasta el momento no se ha concretado. Al menos no físicamente.

“Nos han alcanzado el día de ayer (martes) un cronograma en el cual se han comprometido a instalar esta planta generadora de oxígeno en la provincia de Pisco. Y para Chincha el 10 de febrero y para Ica el 20 de febrero. Esperemos que se cumpla. Tenemos mucha preocupación porque a diario se acaban los balones de oxígeno porque cada día aumentan más pacientes”, asevera el gobernador.

En Ica se mueren unas 47 personas al día, según el análisis de Rodrigo Parra.

TE PUEDE INTERESAR: