El Carnaval Jaujino se lleva a cabo anualmente en cada uno de los barrios de la ciudad de Jauja, entre los miércoles de ceniza y el inicio de la Semana Santa. (Foto: Municipalidad Provincial de Jauja)
El Carnaval Jaujino se lleva a cabo anualmente en cada uno de los barrios de la ciudad de Jauja, entre los miércoles de ceniza y el inicio de la Semana Santa. (Foto: Municipalidad Provincial de Jauja)
Redacción EC

El Carnaval Jaujino de la provincia de Jauja, de la región Junín, fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación según la Resolución Viceministerial N° 214-2018-VMPCIC-MC, publicada en el diario oficial El Peruano el domingo 18 de noviembre.

El escrito establece que esta celebración es declarada como Patrimonio Cultural de la Nación por tratarse de una de las “manifestaciones culturales más representativas de la ciudad y provincia de Jauja”.

Además, “por integrar tradiciones locales y europeas, rurales y urbanas, siendo un vehículo para la salvaguardia de expresiones musicales, del arte textil y del arte culinario tradicionales de Jauja, gracias a la organización barrial y a la continuidad de las redes de parentesco y paisanaje que afianzan la identidad y cohesión social de los jaujinos”.

La resolución también detalla que la Dirección de Patrimonio Inmaterial, la Dirección Desconcentrada de Cultura de Junín y la comunidad de portadores deberán elaborar cada cinco años un informe detallado sobre el estado de esta expresión, de modo que el registro institucional pueda ser actualizado.

-Sobre el carnaval-

El Carnaval Jaujino se realiza anualmente en cada uno de los barrios de la ciudad de Jauja, entre los miércoles de ceniza y el inicio de la Semana Santa.

Los carnavales se organizan a través de instituciones barriales, cuyos miembros son vecinos e “hijos residentes” en otras localidades; es decir, aquellas personas que migraron en busca de mejores oportunidades laborales y de estudios.

Cada uno de estos barrios cuenta con una capilla que guarda una cruz, a la que se rinde honores durante la celebración del carnaval, muestra del sincretismo religioso y cultural que caracteriza a la región Junín.

Para la celebración del Carnaval Jaujino se realizan una serie de actividades sociales y rituales, considerándose entre las principales: la traída del monte (recoger un árbol del bosque para su posterior uso ritual y su colocación en la plaza o lugar abierto), y el cortamonte (corte colectivo del árbol extraído).

Por lo general, cada barrio organiza la fiesta en dos fechas diferentes, con una diferencia de dos días entre ambas. Sin embargo, según el antropólogo Manuel Ráez, algunos barrios sintetizan la celebración en un solo día.

Síguenos en Twitter como