Junín: los brigadistas contaron con el apoyo de pobladores indígenas que hicieron el enlace con cada una de las comunidades nativas atendidas. (Foto. Minsa)
Junín: los brigadistas contaron con el apoyo de pobladores indígenas que hicieron el enlace con cada una de las comunidades nativas atendidas. (Foto. Minsa)
Redacción EC

Un total 35 comunidades nativas asháninkas de la provincia de Chanchamayo (Junín) fueron sometidos a pruebas rápidas de por brigadas amazónicas del Ministerio de Salud (Minsa). El grupo de profesionales de salud se internaron las dos primeras semanas de setiembre en las zonas más inaccesibles de la citada jurisdicción.

MIRA. Vacuna COVID-19: ¿cuánto se avanzó un mes después de los anuncios del Gobierno?

El equipo médico se trasladó con insumos médicos y concentradores de oxígeno en los hombros, a fin de atender a los personas que presentaron síntomas de insuficiencia respiratoria. En total, los brigadistas aplicaron 611 pruebas serológicas.

VIDEO RECOMENDADO

Narcotraficantes camuflan droga en peluches y sorpresas de fiestas infantiles 20/09/2020

Es preciso indicar que los médicos, enfermeros y técnicos laboratoristas que conformaron las brigadas contaron con el apoyo de pobladores indígenas que hicieron el enlace con cada una de las comunidades nativas atendidas.

En la comunidad de Bajo Chirani, ubicada en el distrito de Perené, en la provincia de Chanchamayo, el personal de salud del MINSA atendió a más de 40 familias asháninkas, a quienes también se les explicó las medidas preventivas que deben seguir para evitar la propagación de la COVID-19 en la zona.

MÁS NOTICIAS SOBRE CORONAVIRUS EN PERÚ