(Foto: Junior Meza)
(Foto: Junior Meza)
Junior Meza

Unos 240 escolares de seis instituciones educativas (3 de la provincia de Chanchamayo y 3 del distrito de Pichanaki) de la región estudian en diversos locales comunales debido al desborde del río Perené, que terminó por afectar los diversos planteles de distintos niveles.



El director de la Dirección Regional de Educación, Héctor Chávez Melchor, dijo a El Comercio que "las labores educativas en las zonas que resultaron afectadas el pasado 1 de abril fueron suspendidas por dos y tres días hasta reubicar los espacios".

El funcionario lamentó que pese a existir en Huancayo diversas aulas pre fabricadas que están en un almacén, no se estén designando a estos sectores afectados. "Tenemos emergencia en Chanchamayo, pero no es posible que por los trámites burocráticos no se puedan distribuir las aulas pre fabricadas que fueron utilizadas en el colegio Santa Isabel", dijo.

"Se ha coordinado directamente con cada director [de las instituciones afectadas] y cada uno ha previsto tomar el tiempo necesario para suspender sus labores y posteriormente recuperarlo”, añadió Chávez.

Asimismo, dijo que junto a otros funcionarios de la Dirección Regional de Salud, Transportes y vivienda se constituirán a las zonas afectadas a fin de realizar el monitoreo y ver las necesidades en el que se hallan las familias. “Estamos llevando gran cantidad de cuadernos y diversos útiles de escritorio el cual será entregado a alumnos que lo han perdido todo”, finalizó.

Síguenos en Twitter como

TAGS RELACIONADOS