(Foto referencial: El Comercio)
(Foto referencial: El Comercio)
Junior Meza

La policía de la comisaría del distrito de Pichanaki, en la provincia de Chanchamayo (), detuvo a una menor de 15 años luego de que confesara haber arrojado el cadáver de su menor hijo por un barranco.

► ► 

La mujer contó a los agentes que el bebe murió por atragantamiento cuando bebía leche con un biberón. El lugar donde fue arrojado el cuerpo se encuentra cerca de su vivienda.

Hasta su domicilio, ubicado en el centro poblado de Villa Santa María, a una hora de la zona urbana del distrito, llegó personal policial, quienes constataron el cuerpo inerte del menor. Lo hallaron a unos 200 metros de profundidad.

Entre la maleza y a orillas de un riachuelo, el cadáver fue levantado por las autoridades y trasladado hasta la morgue central.

Representantes del Ministerio Público y la Policía Nacional realizan las investigaciones del caso. En tanto, la madre se halla detenida en la comisaría del sector.

Síguenos en Twitter como

TAGS RELACIONADOS