Vraem: aquí fue la emboscada terrorista contra patrulla militar
Ricardo León

Periodista. Editor de la sección Nacional

jose.leon@comercio.com.pe

Una fotografía panorámica muestra el lugar donde la madrugada del sábado 9 de abril, un día antes de las elecciones generales, una patrulla militar por huestes terroristas de Sendero Luminoso en Santo Domingo de Acobamba, en el valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem). En el ataque fallecieron diez personas: 8 miembros del Ejército y dos civiles, y otras cuatro resultaron heridas.

La imagen aérea fue captada tres horas después del inicio de la emboscada, es decir cuando al lugar ya habían llegado algunos refuerzos del Ejército para auxiliar a las víctimas. El ataque fue exactamente en el extremo izquierdo de la trocha que aparece en la imagen, donde se observa una curva cerrada.

Los seis vehículos que aparecen en los círculos 1 y 2 eran parte de la caravana militar que se dirigía a Matichacra para brindar seguridad a los locales donde se celebrarían las elecciones al día siguiente. Estos se alejaron de la "zona de muerte" para luego ir a pie a repeler el ataque. En el lugar permanecieron durante horas.

El general EP Fernando Acosta, máximo jefe militar del Vraem, admitió en que existían informes de inteligencia que advirtieron sobre la presencia de terroristas en zona del ataque. Consultado sobre los motivos por los cuales la patrulla que sufrió el ataque en Santo Domingo de Acobamba no fue transportada vía aérea, indicó que esto se debió a “factores climáticos”.

“En febrero se hizo un reconocimiento en la zona y se determinó que era de riesgo medio [precisando que todo el Vraem es vulnerable a ataques terroristas]. La patrulla que se dirigía a Matichacra fue la afectada por la emboscada. Llegaron en apoyo patrullas que estaban cerca, a una hora y media. Y una vez alertados, apenas las condiciones meteorológicas lo permitieron, nos desplazamos con apoyo aerotáctico”, indicó Acosta

¿Era posible evitar ese ataque?, preguntó El Comercio y esta fue la respuesta. “¿Eso qué habría implicado, no enviar a ninguna patrulla? Nosotros teníamos una misión que cumplir: dar seguridad a locales electorales. En todo el Vraem hemos movilizado a 715 patrullas, más de 8.000 hombres para resguardar locales de votación; a la zona de Santo Domingo de Acobamba habíamos enviado 8 patrullas de unos 20 hombres por local de votación. Con o sin notas de inteligencia había que ir a este lugar”.