Redacción EC

JOHNNY AURAZO

Andrés Cueva Rodríguez y Wilman Camus Briones, agentes de serenazgo de la Municipalidad Provincial de , son buscados por la desde agosto del año pasado por los presuntos delitos de secuestro agravado y abuso de autoridad. Sin embargo, la comuna les siguió pagando sus honorarios como trabajadores de esa institución.

El Comercio obtuvo la relación de trabajadores contratados por la modalidad de CAS y Específicos del municipio trujillano y hasta el 31 de marzo de este año tanto Cueva como Camus figuraban como empleados y recibían una remuneración de S/.1.200 (como consta en los documentos incluidos en esta página). Este Diario también cuenta con la boleta de pago de Cueva Rodríguez correspondiente a octubre del año pasado, fecha en la que él ya era prófugo de la justicia.

En la boleta se indica que Cueva laboró 30 días e incluso no registró ninguna tardanza ese mes. Recibió un pago neto de S/.935,25. 

DETALLES DEL DELITO
Cueva y Camus son acusados de haber , quien fue hallado muerto el 17 de marzo del 2013. La denuncia fiscal señala que 21 días antes había sido intervenido en la urbanización Santa María en Trujillo. En lugar de ser conducido a una comisaría, Minés, de 33 años, fue presuntamente golpeado y luego abandonado en unos cañaverales del distrito de Laredo. La fiscalía ha solicitado cadena perpetua para los inculpados.

En la intervención también participó el policía Miguel López Heredia, quien se entregó a la justicia el año pasado y está recluido en el penal El Milagro.

En su testimonio a la fiscalía, el suboficial reveló que en dos oportunidades la Municipalidad de Trujillo intentó ‘arreglar’ el caso para que no involucrasen a la comuna.

“Hubo una reunión a la que yo no asistí, pero a los serenos [Cueva y Camus] les dijeron que los iban a ayudar dándoles asesoría gratuita a cambio de que no comprometieran a los gerentes y a la municipalidad. En otra ocasión estuvo el alcalde [César] Acuña, quien le dijo [al gerente edilicio] que se encargara de todo”, manifestó López.

Esta declaración y los registros laborales de la comuna trujillana hacen sospechar a Alfredo Minés Sánchez, padre de la víctima, que la municipalidad encubre a los secuestradores de su hijo. “¡Cómo es posible que cobren sueldo cuando están prófugos de la justicia!”, dijo.

En las investigaciones también han sido incluidos César Acuña y su entonces gerente Luis Valdez Farías. Ambos postulan a la presidencia y vicepresidencia del Gobierno Regional de .

Otros investigados son César Campaña Aleman, ex gerente de Seguridad Ciudadana, y su subgerente Miguel Pardo.

Según la policía, estos habrían ordenado a los serenos abandonar a Minés en los cañaverales. César Campaña postula a la presidencia del Gobierno Regional de Tumbes por el partido de Acuña, Alianza para el Progreso.

El Comercio buscó la versión de la Gerencia de Seguridad Ciudadana pero no obtuvo una respuesta oficial.